Pan casero

pan

El otro día, fui al LIDL a comprar levadura fresca, pero no tenían, y la mujer muy agradable, me dijo que tenían levadura de panadero, pero seca.

La verdad es que había leído recetas que la llevaban pero pensaba que hablaban de la levadura química tipo royal… ¡Resulta que no! Que es el fermento inactivo, que se activa con la harina y el agua calentita. Vamos, mucho mejor que la opción de levadura fresca que según pasa el tiempo va consumiéndose…

Asi que hoy, que es domingo y no tenía ganas de salir de casa, me he puesto manos a la obra.

Es una receta que requiere de tiempo, si bien no para hacerla en si, más por los tiempos de fermentación y el tiempo de amasado. Mínimo requiere de 3-4h. Os lo explico en la receta. Eso si: merece la pena. Es una receta muy agradecida (me han salido 4 panes de 300/400gr cada uno), están buenísimos, y no olvidemos que lo genial del pan es que puede congelarse una vez ya cocido. Cuando queramos descongelarlo lo dejamos descongelar sobre una superficie limpia y le damos un golpe de horno al final, para que vuelva a quedar crujiente.

Ingredientes para 1 pan grande (tipo pagés) o 4 panes de mesa (para 4 personas cada uno)

– 250gr de harina de fuerza
– 500gr de harina integral
– 1 sobre de levadura de panadero seca (7gr)
– 1 cdta rebosante de sal
– 450ml de agua caliente (entre 37 y 38ºC, lo sabréis porque al meter el dedo, está calentita y podéis contar hasta 10 sin quemaros)
– Harina o semolina para amasar en cantidad necesaria

Nota: podéis añadir un poco de aceite aromatizado (como los de la receta anterior) para darle un sabor diferente y hacerlo más tierno aún, tipo focaccia.

Nota2: Yo he usado la amasadora que me regalaron estas navidades pero a mano se puede hacer perfectamente.

1. En un bol grande ponemos la harina, la sal y mezclamos bien.
2. Diluimos la levadura en el agua a la Tº correcta.
3. Hacemos un agujero en el centro de la harina y vertemos el agua con la levadura dentro. Meclamos bien hasta formar una masa homogénea que se pegue lo menos posible a las manos. Si queda muy húmeda añadimos harina, si queda muy seca, con cuidado añadimos un poco de agua, si nos pasamos será un follón.
4. Una vez tengamos la masa formada, enharinamos una superficie limpia y lisa y empezamos a amasar ahi.
– El primer paso es retorcer la masa como si fuese un trapo húmedo y quisiésemos escurrirlo. Veréis que la masa se rompe
– Una vez hecho esto varias veces en ambas direcciones, empezamos a intentar formar la bola, para ello usamos la misma técnica que para la masa de pizza o de focaccia: nos ayudamos con la palma de la mano, introduciendo la parte externa de la pizza en el centro, como doblándola y pellizcándola. Este amasado dura 10-15min.
– Si queremos hacer 4 panes, como he hecho yo, cortamos la masa en 4 y volvemos a amasar individualmente, 3-4minutos, cada bola hasta hacer una pelota.
5. Si es solo una masa, en el mismo bol donde hemos formado la masa, la pondremos, no sin antes lavarlo bien y untarlo en aceite. Lo tapamos con papel film para conservar la humedad y lo dejamos doblar su tamaño en un sitio cálido. Este proceso dura entre 1 y 2h dependiendo de la Tº ambiente. Si hemos hecho 4 panes, tendremos que buscarnos la vida para conseguir 4 boles…
6. Una vez pasados 60-120min, y haya doblado su tamaño, los extendemos en la bandeja del horno (van a seguir creciendo, asi que no aconsejo poner más de 2 a la vez) previamente enharinada y los tapamos con un trapo seco. Es muy importante que el ambiente sea cálido, asi que si hace mucho frio sería idóneo tener la estufa en la cocina un rato (que es lo que he hecho yo) Para que queden con un toque más rústico, podemos espolvorearles un poco de harina por encima. Dejamos reposar 50min más para que vuelva a fermentar.
7. Hay que precalentar el horno a 230ºC e introducir una bandeja con agua en el fondo, pues la humedad es muy importante para que se cree la corteza del pan. Podemos hacerles un corte superficial en el centro, ya sea en forma de X o bien a rayas como ocurre en las baguette’s, es más una cuestión estética, aunque ayuda a acabar de cocer el centro del pan. El cuchillo tiene que estar muy afilado y el corte debe ser superficial.
8. Horneamos a 230ºC con el agua 20min. Pasado este tiempo, retiramos el agua, bajamos la Tº a 200ºC y cocinamos 15min más.
9. Sabremos que el pan está listo, porque el golpear la base, se escucha “hueco”. Enfriamos sobre una rejilla y lo mejor sería esperar unas horas hasta que se enfrie bien para cortarlo. Aunque, con lo bien que huele, y la buena pinta que tienen, yo no he podido esperar.

Et voilà! Ya tenéis pan para 1 semana, riquísimo, económico y casero. Vale, quizás requiere mucho tiempo, pero vale la pena. Y más si te encanta cocinar.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo, que he merendado “Pà amb tomàquet” casero :) Bon apetit!

pan2

5 comentarios sobre “Pan casero

  1. Me encanta el pan, y mas si es casero.
    No pasa de h oy que me ponga a ello. Sera cuando termine la masa de pizza de pimient o s del piquillo, que es perfec t a, muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s