Croquetas de setas

croquetas setas

¿Os acordáis que el lunes, con la receta de crema de patatas os dije que seguramente esta semana estaría ausente? Pues como habéis podido comprobar, miento más que hablo.

Ha sido una semana dura, y ahora doy gracias de haber tenido vacaciones. Aunque curiosamente, cuando estoy triste lo que hago es cocinar.

Hace tiempo que quería intentar de hacer croquetas estilo “abuela” con una bechamel a base de harina y bebida vegetal, pero nunca me acababa de quedar bien.. ¡Hasta que el otro día con las empanadillas de espinacas, le pillé el truco!

Ingredientes (para 24-30 croquetas)
– 450gr de setas variadas congeladas
– 2 cebollas medianas
– 1 cubito de concentrado de verduras
– 400ml de leche de avena + cantidad necesaria para rebozar
– aceite aromatizado con ajo
– 6 cdas soperas rebosantes de harina de trigo blanca
– sal y pimienta
– pan rallado
– aceite para freír

1. Pelamos y picamos MUY FINO la cebolla. En una sartén grande, calentamos el aceite aromatizado con sabor a ajo y sofreímos a fuego lento con cuidado de que no se queme, la cebolla.
2. Mientras, en otra sartén, ponemos las setas (sin aceite) con el cubito de caldo de verduras desmenuzado, sal pimentamos y removemos bien hasta que estén descongeladas. Cuando estén descongeladas, colamos las setas y reservamos el caldo que ha sobrado para luego. Escogemos las setas grandes y las ponemos junto al caldo que hemos guardado. Las pequeñas las echamos en la sartén de la cebolla y dejamos que se acaben de hacer todo junto.
3. Al caldo y las setas grandes que hemos reservado, le añadimos los 400ml de bebida de avena y procesamos con la turmix hasta homogenizar.
4. Cuando la cebolla ya esté lista, añadimos las 6 cucharadas de harina y removemos bien hasta que la harina esté tostada (coge un color como beig) Entonces, es el momento de añadir la mezcla de caldo+setas+bebida de avena y aquí hay que tener paciencia: removemos bien y durante mucho rato hasta que conseguimos una especie de puré (por la consistencia) Puede durar 10 minutos o más, tened el fuego a medio, porque no sería bueno que se quemase.
5. Una vez conseguida una consistencia como de puré, que se sostiene por si sola y no se esparce a los lados cuando lo dejas sobre la sartén, es hora de retirarlo del fuego, guardarlo en un tupper y a la never mínimo 4h.
6. Para rebozarlo: nos ponemos en una mano un poco de pan rallado, y con una cuchara sopera cogemos un poco de relleno Y lo tiramos sobre la zona con pan, entonces con la otra mano, esparcimos un poco de pan rallado sobre la croqueta y nos la pasamos de una mano a otra dándole forma. Una vez hecho esto, nos humedecemos la mano con bebida de avena, y volvemos a pasarnosla de una mano a otra. Repetimos el paso del pan.
¡El aceite tiene que estar bien caliente cuando pongáis las croquetas o se espachurrarán todas!

Et voilà! Creo que son las croquetas de setas más ricas que he probado en mi vida. Mi madre, directamente me ha dicho que es lo mejor que he hecho nunca.

croquetassetas

Espero que las disfrutéis tanto como yo, que ya me he comido 4… ¡Y no eran precisamente pequeñas! Bon apetit!

8 comentarios sobre “Croquetas de setas

  1. Impresionantes. Mira que a mi no siempre se me da bien la cocina y me han quedado riquísimas. Además de normal mis croquetas y hamburguesas suelen acabar en revuelto, pero siguiendo los pasos me han quedado croquetas con forma de croqueta i todo. Solo dos puntualizaciones: las hice de champiñones naturales, no de setas congeladas; y en el paso 4 que vas echando el caldo hasta conseguir un puré que no se esparza en la sartén, a mi me sobró bastante caldo, porque paré de echar cuando vi que se hacía demasiado líquido. Que por otro lado ese caldo sobrante tiene pinta de que usarlo como salsa para pasta esté pa volverse loco de bueno.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Miguel!

      Si le haces el paso de la harina hasta que se dore, y pones todo el caldo, y mueves y mueves y mueves, al final, queda la bechamel pastosa digna de croqueta :) Si le pusiste menos y quedaron bien, es bueno saberlo! :)

      Me gusta

    1. Hola Nuria!

      No, el cubito de caldo de verduras es el típico cubito concentrado que puedes encontrar de marcas comunes (tipo gallina blanca) aunque yo los uso ecológicos.

      Lo desmenuzas con las manos o bien picándolo con un cuchillo y lo agregas a las setas cuando están descongelandose en la sarten :)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s