Ensalada de quinoa y garbanzos con salsa cremosa de aguacate y albahaca

ENSALADAQUINOAGARBANZOS

Primero de todo: ¡Perdón! He tenido muchísimo trabajo y he estado algo más ausente de lo normal.

Segundo: Estoy viva. Sigo con todas mis partes del cuerpo. Bueno… un dedo del pie está azul por evitar atropellar a un hombre que parecía que se habia olvidado de caminar.. pero ese es otro tema.

Tercero: ¡Qué calor! ¿No? Pues para el calor, no hay nada mejor que una rica ensalada fresquita.. Pero las ensaladas no tienen que ser obligatoriamente verdura, con verdura, con verdura… Ni solo aliñadas con aceite y vinagre. Así que aquí os traigo una ensalada diferente.

Ingredientes para ensalada de quinoa y garbanzos con salsa cremosa de aguacate y albahaca

  • 100 gramos de quinoa bio.
  • 100 gramos de garbanzos o en su defecto, de pasta de garbanzos.
  • Un par de pastillas de caldo de verduras o un poco de caldo de verduras natural.
  • Un pepino grande
  • Una bolsa de rúcula o de canónigos
  • Una cebolla morada grande
  • Par de zanahorias medianas
  • Un pimiento rojo o verde de buen tamaño
  • Unos 120 gramos de tomates cherrys o 2 tomates medianos cortados a pequeños trozos.

Para hacer la salsa necesitaremos:

  • Un aguacate grande
  • Un poco de zumo de limón
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Un vaso pequeño de agua fría
  • 4 hojas de albahaca fresca
  • Pizca de sal de himalaya

Pasos para hacer nuestra ensalada de quinoa y garbanzos con salsa cremosa de aguacate y albahaca

  • Una noche antes de hacer la receta, pondremos en agua nuestros garbanzos.
  • En el día de hacer la receta, cogemos una olla mediana donde pondremos agua a hervir con un poco de caldo y haremos lo mismo, pero en otra olla diferente.
  • Pon la quinoa en un colador y tras mojarlas, las escurrimos en las veces necesarias. Cuando el agua empiece a hervir pondremos los garbanzos en una y en la otra, la quinoa. Tened en cuenta que esta última os puede tardar 10 minutos más en cocer.
  • Vamos a hacer trozos muy pequeños con la cebolla y con el pepino, al que no debes de quitarle la piel. Tanto el pimiento como los tomates podremos partirlo para que queden mejor.
  • Cogemos el aguacate y tras pelearlo, vamos a partirlo en varios trozos pequeños. Ahora tendremos que poner un poco aceite, agua, nuestras hojas de albahaca, un chorro de zumo de limón y una pequeña pizca de sal y pimienta. Tendremos que batirla hasta que quede compacta, pero si piensas que está desasido espesa, siempre puedes echar un poco de agua para que sea algo mas líquida.
  • Vamos a mezclar todo y le damos un par de vueltas con algún cubierto para que todo quede repartido y no se quede por capas.
  • Por último, vamos a poner la rúcula o los canónigos como base y en el centro pondremos nuestra salsa, con un poco de zanahoria rayada. Siempre podéis improvisar y echar alguna fruta, por ejemplo.

Ahora solo queda que disfrutéis con esta receta tan sencilla y fresca para las fechas de verano.

Deja un comentario