Brownie… ¡De avellanas!

Hola, me llamo Arantza y soy una desgraciada…¿Por qué? ¡Porque soy alérgica a Nueces, Piñones y algún que otro fruto seco, fuente de proteínas, ácidos grasos esenciales y otros nutrientes necesarios para los veganos! Por suerte, también soy dietista y cocinera, así que me las apaño, como puedo, para modificar las recetas en base a mis fallos de fábrica. Cuando una está en “esos días del mes” o bien, está más triste de lo habitual, quiere, con frecuencia… ¡CHOCOLATE EN VENA! Así que por eso os traigo esta receta de brownie de avellanas.

BROWNIES

Ingredientes para hacer 2 brownies de avellanas

  • Una taza aproximadamente de leche de soja
  • Dos tazas de harina (puedes utilizar cualquier tipo de harina pero yo uso la normal de repostería)
  • Medio sobre de levadura química en polvo
  • Unos 150 gramos de avellanas (puedes usar crudas o tostadas)
  • 10 gramos de chocolate (si quieres que sea una opción más sana opta por chocolate negro) para derretir
  • Dos cucharadas de aceite
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Una taza de azúcar (puedes usar azúcar blanco, moreno o cualquier sustitutivo más sano)
  • Una cucharadita de ron

Receta para hacer brownies de avellanas

Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a máxima temperatura. Depende de tu horno pero mínimo a 230º. Mientras se calienta vamos a partir la tableta de chocolate para fundir y lo guardamos en el congelador. Mientras, vamos cortando las avellanas. Puedes partirlas con un martillo de los que se usan en cocina o con un palo de los que usamos para amasar. Quizás puedes encontrar avellanas ya picadas para que te sea más fácil.

A continuación vamos a mezclar en un bol la harina, el chocolate y la levadura y en otro bol vamos a poner el aceite, el azúcar, la vainilla, la leche y también el ron añejo. Por último, mezclamos los dos bols y batimos muy bien hasta que  la mezcla quede homogénea. Y nos queda añadir nuestras avellanas y pasar la mezcla a dos moldes para hacer brownies.

Después tenemos que bajar la temperatura del horno a unos 190º y horneamos los moldes por unos 40 minutos. Para comprobar si están hechos podemos pinchar con un palito la mezcla y si sale limpio es que ya podemos sacarlos del horno.

Et voilà! La consistencia es un poco más abizcochada que la del brownie original, quizás podríais probar a no ponerle levadura, a ver si queda más compacta. Pero a mi me ha gustado muchísimo más de lo esperado.

Se pueden congelar hasta 6 meses en el congelador y descongelar con unas horas antes de servir será suficiente.

Espero que os haya gustado tanto como a mi, y bon apetit!

Deja un comentario