Limonada casera

Limonada casera

Hoy he ido a casa de mis abuelos, el lugar dónde me crié.

Mis abuelos, son andaluces, y su vida es el campo y los animales (aunque no del modo en que me gustaría a mi).

Hace muchos años, cuando yo era pequeña, mi abuelo tenía una pastora alemán, llamada Laika (Sí, como la pobre perrita astronauta que nunca volvió de la luna). Cuando murió, todos estábamos muy apenados, así que mi abuelo, compró un limonero y enterró su cuerpo bajo él.

Cuando he ido al patio (tiene dos niveles, en el de arriba estamos siempre, en el de abajo está la zona dónde se guarda la leña para el invierno, dónde están las herramientas, dónde antiguamente estaban los conejos, y ahora gracias a Dios ya no, y dónde está el limonero) y he visto ese precioso y enorme limonero, con limones gigantes y lindos, he llorado.

Hace, por lo menos 19 años que murió Laika, pero verlo tan grande y precioso, me ha recordado tanto los ratos juntas, que he querido comérmelo entero, como le hubiese comido a besos a ella.

He cogido 5 limones grandes y hermosos y unas ramitas de menta fresca, y me he venido a casa sonriendo, aunque llorando decidida a disfrutarlos.

IMG_20140619_185753

Ingredientes para 2L de limonada:
– 5 limones grandes
– 2gr de estevia en hojas (si queréis hacerlo azúcarado, ponedle a vuestro gusto, lo normal es 1 cdta por cada 100ml)
– 5 hojas de menta
– 1’5L de agua fría embotellada
– 1 cdta bicarbonato

1. Si vamos a hacerlo sin azúcar, ponemos a hervir 250ml de agua y hervimos la estevia 5min. Dejamos reposar otros 5. Colamos y reservamos la infusión.
2. Exprimimos todos los limones dejando 1 mitad sin exprimir.
3. Si vais a hacer como yo (uno con menta, otro sin menta) divid el zumo en 2 botellas, y a una le ponéis la menta.
4. Con la mitad del limón que nos ha quedado, lo cortamos por la mitad y cada mitad en 3 rodajas. Añadimos 3 rodajas a cada botella.
5. Llenamos hasta 3/4.
6. Añadimos el bicarbonato y mezclamos bien. Dejamos reposar 2 minutos.
7. Añadimos poco a poco la infusión de estevia hasta que esté a nuestro gusto. (Si vamos a hacerlo con azucar, añadimos la mitad del azúcar, comprobamos el sabor, rectificamos si lo creemos oportuno)
8. Acabamos de rellenar con agua fría. Reservamos en la nevera. Servir muy frío (agitar, antes de servir)

Et voilà! Una rica limonada casera! Os aconsejo servirla con hielo, bien bien fría.

6 comentarios sobre “Limonada casera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s