Paté de Berenjenas y mantequilla de cacahuete

Ya que el paté de champiñones causó furor en su día, llevo tiempo pensando en un nuevo paté vegetal.

Hoy he estado improvisando un poco en la cocina y el resultado no deja indiferente a nadie. La mezcla es cuanto menos curiosa, pero apetecible. ¡Y sin gluten!

IMG_20140709_193708

Ingredientes para hacer Paté de Berenjenas y mantequilla de cacahuete

  • Una berenjena de buen tamaño
  • Un poco de cebolla en polvo o un cuarto de cebolla
  • 25 gramos de quinoa
  • 1 cucharada grande de manteca de cacahuete o crema de cacahuete
  • Una cucharadita de algas wakame
  • Una cucharadita pequeña de sal
  • Un poco de pimienta
  • Un poco de estragón fresco (aunque también puede ser seco)

Tenemos dos formas o dos recetas de hacer este paté. Aquí te dejo las dos para que tú decidas cuál es la que más te conviene.

Paté de Berenjenas y mantequilla de cacahuete – receta 1

Lo primero que tenemos que hacer es hidratar las algas. Para esto es importante que sigas las instrucciones del fabricante aunque lo normal es hidratarlas durante 20 minutos.

A continuación tenemos que hervir la quinoa después de lavarla y reservamos mientras cortamos la berenjena. Por otro lado vamos a picar la cebolla si hemos optado por cebolla fresca. Tenemos que cortarla muy fina, muy picadita.

A continuación ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreímos la cebolla hasta que quede doradita y cuando esté lista ponemos la berenjena, el estragón y tenemos que cocinar poco a poco la berenjena hasta que esté totalmente hecha. Después salpimentamos al gusto.

Por último vamos a pasar todos los ingredientes a cualquier robot de cocina donde podamos usar la trituradora y trituramos hasta que quede todo homogéneo. Después, dejamos enfriar.

Paté de Berenjenas y mantequilla de cacahuete – receta 2

En esta ocasión vamos a comenzar asando la berenjena que previamente vamos a cortar por la mitad y a salpimentar con aceite. A continuación hidratamos las algas, limpiamos la quinoa y ponemos a hervir.

Una vez asada la berenjena vamos a quitarle la piel y junto con las algas, la quinoa y el resto de los ingredientes lo trituramos todo en un robot de cocina o en una trituradora al uso. Por último, dejamos enfriar.

Et voilà! Os sale un rico paté de cocina fusión. Jajaja! La verdad, quizás el aspecto no es muy apetecible y leyendo los ingredientes alguna cara extraña nos sale, pero está buenísimo y el sabor es muy curioso. 🙂

Espero que os haya gustado, bon apetit!

Deja un comentario