Canelones de espinacas

Cuando hice los canelones de setas, en navidades, compré dos paquetes de pasta de canelones en el lidl. Obviamente, no los usé todos, ni si quiera la mitad de un paquete, así que llevo días pensando en que tenía que usarlos para que no se echasen a perder.

Como últimamente me apetecen muchas espinacas, se me ha ocurrido que podía hacer mi propia versión de canelones de espinacas, sin piñones, porque soy alérgica, aunque obviamente, podéis ponérselos vosotros si queréis.

IMG_20140723_134702

Ingredientes para hacer canelones de espinacas

Para hacer nuestros canelones vamos a necesitar una serie de ingredientes, que os detallamos a continuación:

  • Usaremos entre 14 y 16 láminas de pasta para hacer canelones.
  • Espinacas naturales, aunque si no las encontráis podéis usar congeladas, con medio kilo será más que suficiente.
  • Un poco de caldo vegetal, puede valer con una pastilla.
  • Agua mineral
  • Usaremos un poco de aceite de oliva, no hay una cantidad exacta o concreta.
  • Un par de zanahorias pequeñas
  • Dos cebollas grandes, pero ten en cuenta que usaremos el verdeo, no lo cortes.
  • Algunos dientes de ajo, con dos valdrá.
  • Una bolsa de champiñones, con 200 gramos más o menos.
  • El vino blanco que suelas usar habitualmente.
  • 150 ml de leche de avena, elige la marca que mas te guste o la que encuentres con mayor facilidad.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Usaremos un poco de romero, tomillo, eneldo y orégano.

Ahora os vamos a detallar los ingredientes para hacer la bechamel:

  •  Cebolla en polvo
  • Una pizca de sal normal o de sal rosa del himalaya
  • Un poco de pimienta negra, este ingrediente va al gusto.
  • 650 ml leche de avena, la misma que hemos elegido anteriormente.
  • Unas cucharadas grandes de harina de trigo, con 5 bastará.
  • Otras 3 cucharadas, en este caso de margarina vegetal
  • Ahora debes de escoger un queso que valga para gratinar y que a su vez sea vegano. Te recomendamos ir a una tienda especializada.

Los pasos para hacer los canelones de espinacas

  • El primer paso es poner las espinacas a hervir con agua mineral, junto al caldo o a la pastilla avecrem de caldo que utilicemos.
  • Ahora, vamos a picar muy fino el ajo y también las cabezas de las cebollas, cuándo lo tengamos picado vamos a hacer un pequeño sofrito en una buena sartén con aceite de oliva.
  • Mientras se va haciendo el sofrito, lavamos y cortamos en pedazos pequeños tanto las zanahorias como los champiñones.
  • Cuándo veas que la cebolla está translúcida, es el momento de echar a la sartén la zanahoria y los champiñones y dejar que se haga a un fuego bajo. Mientras, vamos a escurrir las espinacas para que suelten toda el agua posible.
  • En el momento que todos los ingredientes de la sartén empiecen a estar listos, echaremos nuestras especias junto a un pequeño chorro de vino, removiéndolo en todo momento hasta que el alcohol se evapore por completo. Tras esto, añadimos nuestras espinacas y no dejamos de remover, en el último momento echaremos la nuez moscada. Ahora, déjalo enfriar.
  • Ahora, vamos a poner el horno a precalentar a unos 180ºC y mientras tanto, nos pondremos con la bechamel.
  • Cogemos una sartén más o menos grande y le ponemos la margarina, cuanto ya se halla desecho añade la harina para que obtenga un tono dorado y en ese momento añadiremos la leche de avena que hemos elegido sin dejar de moverla en ningún momento, hasta que quede todo espeso y compacto. Ahora la quitamos del fuego y le echamos la cebolla (esta vez la usaremos en polvo) junto a la sal y la pimienta, en las cantidades que queráis.
  • Vamos a necesitar una fuente de buen tamaño, donde pondremos un poco de bechamel, haciendo una capa fina e iremos rellenando los canelones de uno a uno y colocándolos a lo largo de la fuente hasta llenarla, tras esto, echaremos más bechamel.
  • Con la parte verde de las cebollas, usadas anteriormente, las cortamos y junto a un poquito de rayadura del queso vegano lo echamos por encima de la bandeja.
  • Como paso final, podremos 35 minutos a una altura media con unos 5 minutos finales en la función de gratinado.

Deja un comentario