Salsa funghi para pasta

IMG_20150523_172558

El otro día tuve el enorme honor de recibir una caja con muestras de Provamel/Santiveri. Me pidieron que les dijese qué productos me hacía más ilusión probar, y obviamente mi respuesta fue LACTEOS VEGETALES, desde natas (¡Sobre todo natas!) hasta leches o postres.

Y así fue. Me llegó una nata de arroz al 8% de materia grasa. Una de soja al 18% d materia grasa. Una leche de arroz y coco, con la que seguro haré algún postre. Y alguna cosilla más. ¡Qué calidad de productos! 100% vegetales y además ecológicos! Ésta nata me ha enamorado <3

El caso es que yo venía famélica del trabajo, ya que por la mañana no me dio tiempo a desayunar y ya en el trabajo no comí. Pero de camino a casa al medio día recordé esas natas en mi poder… y tuve que llegar y ponerme manos a la obra. ¡Soy una impaciente! Y cuánto me alegro de haberlo sido. ¡Que rica y sencilla es la receta!

Ingredientes para 4 personas:
– 1 puerro grande
– 2 dientes de ajo frescos
– 1 puñado de perejil fresco picado
– 300gr de setas variadas (yo usé 200gr de setas congeladas/en lata + 100gr de champiñones frescos)
– 2 cucharadas de margarina 100% vegetal (usé la del LIDL)
– 200ml nata 18% de materia grasa, de soja, 100% vegetal. De provamel
– 100ml vino blanco
– sal y 4 pimientas molidas (4 bayas diferentes de pimientas, para moler al momento)
Opcional pero muy recomendable: 5-8 gotas de esencia de humo líquida.
Opcional: nuez moscada
Cantidad necesaria de pasta al gusto de los comensales. Yo usé espaguetis a la espirulina de El granero Integral :)

1. Lavamos y picamos fino el puerro y sofreímos con la margarina a fuego medio hasta que empiecen a pocharse.

2. Mientras, pelamos y rallamos los ajos. Los añadimos a los puerros. Dejamos cocinar un rato más.

3. Lavamos y laminamos los champiñones.

4. Si las setas son congeladas, las añadiremos congeladas al sofrito anterior. Si son frescas o bien en lata, escogeremos las más grandes y las picaremos. Las de tamaño mediano-pequeño podemos dejarlas tal cual.

5. Añadimos setas y champiñones, y dejamos cocinar 10minutos hasta que veamos que el champiñon comienza a cambiar de color. Podemos subir un poco el fuego.

6. Cuando veamos que las setas están más o menos hechas, añadiremos perejil y vino, dejaremos reducir el alcohol 3 minutos y luego verteremos la nata. Con el fuego al medio-bajo, removeremos hasta unificar.

7. Corregiremos de sabor con la sal y la pimienta y el aroma de humo. Ya está lista para servir.

Et voilà! La verdad es que hacía mucho que no comía pasta con algo como carbonara, ni si quiera cuando aún tomaba lácteos. Y me ha encantado! Hice de más por lo que probablemente estos días repita :P

6 comentarios sobre “Salsa funghi para pasta

  1. Hola Arantza. Tengo una duda: las margarinas vegetales dicen que están hechas con grasas vegetales perjudiciales como el aceite de palma, etc, ¿es eso cierto? Gracias

    Me gusta

  2. Hola maja. Felicidades por tu blog, se te hecha en falta las temporadas que publicas menos ;)

    Dos preguntas:
    1- ¿Se puede congelar la salsa? Si no se pude ¿cuántos días aguantaría en el frigorífico?
    2- Montse te ha preguntado por las margarinas. Yo te pregunto por las natas vegetales ¿qué tipo de grasas llevan?

    Muchas gracias

    Me gusta

    1. Hola Sergio!

      Primero de todo gracias por tus buenas palabras. He estado unos meses más ausente por viajes y situaciones emocionales que poco incitaban a la creatividad.

      Ahora la creatividad y las ganas de estar por el blog han vuelto pero al menos hasta después de san juan ando liada

      Por otro lado, en principio las salsas no suelen poder congelarse salvo quizás usando ultracongelacón (cosa de la que no disponemos en casa)

      La calidad de las natas: usan aceites vegetales en diferentes cantidades y espesantes, así como leches vegetales. Dependerá de la marca supongo. Ahora mismo no dispongo del paquete que usé de provamel pero estoy segura que si accedes a su web te informará mejor de ello.

      Como no es un producto que utilice ni consuma a diario, su “calidad” (no hablo de sabor o textura, si no de su salubridad en mayor o menos proporción de grasas trans etc) nunca me ha importado. ¿Si no me importan las cervezas que me tomo de vez en cuando, por qué iba a importarme comerme un plato de carbonara 1 vez cada 5 años? JAJAJA

      Un saludo enorme, de nuevo gracias por tus palabras Sergio y un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s