Croquetas de espinacas y no-queso azul

IMG_20170723_113940_716

Aunque ya hay una receta de croquetas de espinacas en el blog, ésta es especial por varios motivos:
– Ha pasado mucho tiempo desde aquella primera receta y a día de hoy he perfeccionado tanto la bechamel como el rebozado.
– Ésta lleva el nuevo no-queso de Violife, estilo azul o roquefort. OMG!

Además, para que quedase más melosa, he batido el interior, parcialmente.

Pero no voy a adelantarme, leed la receta y averiguaréis.

INGREDIENTES (para unas 30-35croquetas)
– 300gr de espinacas frescas
– 1 cebolla fresca muy grande
– 1 cubito de caldo de verduras concentrado
– 150-175ml de vino blanco vegano
– 4 cdas soperas rebosantes de harina de trigo (si es integral, 1 mas)
–  350-400ml de bebida de soja sin azúcar (debe ser de soja, por el contenido en proteínas, que hace que coja más cuerpo la bechamel)
– sal y pimienta
– 3/4 del No-queso azul de Violife, cortado en cubitos.
– Aceite de oliva virgen extra.

Pasos:

1. Picamos fino la cebolla y la sofreímos a fuego muy lento en aceite de oliva virgen extra, con la olla tapada. Vamos removiendo para que no se pegue.

2. Cuando esté pochada, añadiremos el cubito de caldo de verduras y el vino blanco, removeremos bien y dejaremos que el alcohol se evapore, mientras se deshace el cubito de concentrado de caldo.

3. Una vez pasados 3minutos, añadimos las espinacas crudas a la olla y tapamos, a los 3-5min, las espinacas se habrán pochado, y podremos triturarlo todo, yo usé mi Optium G2 De froothie para que quede todo homogenizado.

4. Añadimos los taquitos de no-queso y mezclamos. La idea es que queden algunos trozos de no-queso y otros se fundan, por lo que podemos usarlos en diferentes proporciones. Sal pimentamos.

5. Es hora de hacer la bechamel: añadimos la harina y removemos bien hasta que se haya cocinado toda (no veréis harina blanca) y entonces añadimos la bebida de soja y removemos sin parar hasta que se absorba y espese hasta formar la masa. Podemos hacerlo a fuego medio-alto o alto, si tenemos fuerza en el brazo y no nos cansamos.

6. La parte más difícil llega ahora: hay que dejar enfriar la masa. Yo suelo dejarla de un día para otro, en un tupper en la nevera.

REBOZADO:

Ingredientes no-huevo:
– 1cda sopera de harina de garbanzos
– 1 cda sopera de almidón de maíz.
– 1 chorro grande de bebida de soja

Lo batimos todo con un tenedor hasta homogenizar.

Disponemos un bol/ensaladera con agua para nuestras manos.
Disponemos un plato con pan rallado
Disponemos un plato hondo con la mezcla anterior de no-huevo

1. Nos humedecemos las manos y cogemos un pedazo de masa. Le damos forma de croqueta y la pasamos por el no huevo, luego por pan rallado, nos volvemos a humedecer las manos con agua, compactamos la croqueta, y un último rebozado con pan rallado. La dejamos secar en un plato. Continuamos hasta terminar con la masa.

IMG_20170723_112919_852

2. Ponemos a calentar aceite en una sartén o paellera pequeña, con suficiente aceite para sumergir la croqueta, lo que hará que se haga rápido.

3. Cuando el aceite esté bien caliente añadimos 3 o 4 croquetas a la sartén y con ayuda de una cuchara sopera le damos la vuelta cuando veamos que se ha dorado por debajo y los lados. Una vez estén, las pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Repetiremos el proceso con todas las croquetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s