Lasaña de espinacas y setas con bechamel vegana (¡Doble receta!)

Tenía por casa, caducado de hacía no quiero saber ni cuánto, un paquete de placas de lasaña, hechas con harina de lentejas, de “Vegan Fit Store”. Me gusta el concepto de pasta de legumbres porque es una forma más nutritiva de comer pasta, ya que la base son legumbres, ricas en proteínas, y siendo además una opción sin gluten.

Como hacía 2 días había hecho una olla de salsa de tomate casera, aproveché con todo lo que tenía por nevera y congelador y me marqué ésta maravillosa lasaña que quedó… ¡DE VICIO!

Usé moldes individuales, de los de aluminio, para poder hacer 4 lasañas, y congelar en sus recipientes. Si no tienes ésta opción, usa un molde convencional de lasañas, y una vez enfriada puedes congelar en tuppers.

Ingredientes para 4 raciones:

Bechamel:


    • Una cucharada sopera rebosante de margarina
    • Media cebolla mediana picada muy fina
    • Media cucharadita de nuez moscada
    • Dos cucharadas rasas de harina integral de trigo
    • 400 o 500 ml de bebida de soja sin azúcar.
    • Sal y pimienta al gusto

    Relleno

    • 200 gr de setas congeladas
    • 1 diente de ajo
    • 4 o 5 cucharadas de AOVE
    • 2 zanahorias medianas
    • ½ vaso de vino blanco para cocinar
    • 700g de espinacas congeladas
    • 4 cdas soperas de Bechamel casera
    • Placas de lasagna hechas con harina de lentejas (o al gusto)
    • 3 cdas soperas de Salsa de tomate casera
    • 1 cucharada sopera de cebolla en polvo
    • ½ cucharadita de romero
    • ½ cucharadita de perejil
    • ½ cucharadita de albahaca
    • ½ cucharadita de orégano
    • Opcional: piñones, levadura de cerveza/queso vegano y uvas pasas

    Procedimiento Bechamel:

    1. Pon en un cazo la margarina a calentar y añade la cebolla bien picada, deja cocinar a fuego lento durante 10 o 12 min hasta que la cebolla esté hecha.
    2. Añade sal, pimienta y nuez moscada, mezcla, añade la harina, remueve y deja que se tueste toda hasta volverse marrón.
    3. Agrega entonces la leche de soja y remueve hasta que espese, no te preocupes por los grumos. Tritura la salsa cuando ya esté espesa y utiliza tu gusto.

    Procedimiento relleno y montaje:

    1. Deja descongelando 2/3 bolsa de espinacas congeladas la noche anterior, utiliza un colador tipo chino para que te sea más sencillo escurrir.
    2. Al dia siguiente calienta el AOVE en una sartén y saltea la zanahoria pelada en taquitos finos.
    3. Cuando esté casi hecha, añade las setas congeladas y el diente de ajo picado, dejalo cocinar a fuego lento 15 minutos.
    4. Añade luego el vino blanco, las hierbas aromáticas y la cebolla en polvo, deja cocinar 2 minutos e introduce las espinacas ya escurridas en la sartén, separadas con tus dedos. Cocina por 2-3min.
    5. Agrega la bechamel y la salsa de tomate casera a la sartén, mezcla todo y salpimienta a tu gusto.
    6. Monta la lasaña: En la base pon 1 cucharada sopera de salsa de tomate. Luego pon una placa. Encima pon relleno. Luego una placa de nuevo. Otra vez relleno, ésta vez con una cucharada de salsa de tomate. Coloca encima una placa y por último bechamel.
    7. Opcionalmente puedes añadir encima levadura de cerveza o queso vegano.
    8. Hornea según te indique las instrucciones de la marca de placas de lasañaa.

    Publicado por

    Arantza Muñoz

    Dietista on-line especializada en alimentación vegetariana y vegana. Los animales me gustan vivos, y las personas abiertas. Cocinillas en ratos libres.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s