Ensalada de canónigos y calabaza

Capture+_2018-05-21-06-26-24.png

Ésta receta es una pasada, por lo sencilla que es, y lo rica que está.

Puede hacerse con cualquier hoja verde, pero queda especialmente bien con canónigos y rúcula.

La calabaza puede asarse de muchas maneras:

  • Podemos hervirla previamente y después saltearla un poco para marcarla
  • Podemos hacerla al microondas
  • Podemos hornearla, previamente macerada, Así es cómo la hago yo.

Es una ensalada templada, y admite más condimentos y complementos. En ésta ocasión usamos queso vegano estilo feta, pero queda maravilloso con aguacate.

¡Vamos al lío!

Ingredientes para 2 personas

  • 200-250gr de calabaza fresca ya pelada.
  • 1/2 bolsa de canónigos
  • 1/2 bolsa de rúcula fresca
  • 50gr de queso vegano estilo feta ó 1/2 aguacate generoso.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimenta negra
  • 1cdta de salsa de soja (también queda muy bien con aceite de romero en lugar de salsa de soja)
  • Semillas de sésamo para decorar.

Procedimiento

  1. Cortamos en cubitos la calabaza.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC
  3. Ponemos la calabaza ya cortada, en una ensaladera junto con el aceite de oliva, la sal, la pimienta, y la salsa de soja. Mezclamos bien y dejamos que coja sabor de 5 a 10min.
  4. En una bandeja de horno, con papel de hornear, distribuimos los daditos de calabaza uniformemente y horneamos de 20 a 30min a 200ºC. Vamos revisando que se haga homogéneamente, podemos darle vuelta para que se haga por todos los lados.
  5. Una vez cocinada, dejamos templar sobre la encimera.
  6. Vamos preparando las bases de la ensalada, mezclando las diferentes hojas, y cortando en cubitos el aguacate o el queso vegano.
  7. Servimos la calabaza por encima y decoramos con semillas de sésamo.

Bizcocho choco-peanut

Capture+_2018-05-21-06-24-53.png

Éste bizcocho fue una improvisación total, y quedó MUY esponjoso y jugoso.

De hecho, fuimos de público a “La Resistencia” de David Broncano, y aprovechando que una seguidora del blog trabajaba allí, le llevé uno para ella y para el equipo :)

No usé azúcar para endulzar, si no dátiles, por lo que no es TAN dulce como otros bizcochos. Podéis añadir más dátiles, aunque a mi me gusta mucho el toque semi-salado por la mantequilla de cacahuete.

¡Vamos al lío!

Ingredientes:

  • 2 yogures de soja sin azúcar
  • 150ml de leche de soja calcio del mercadona
  • 10-12 dátiles Medjoul/jumbo
  • 200gr de harina integral de trigo
  • 3cdas soperas rebosantes de mantequilla de cacahuete sin azúcar.
  • 2cdas soperas de aceite de coco
  • 2cdas soperas de cacao puro en polvo
  • 3/4 de sobre de impulsor químico (estilo levadura royal).

Procedimiento

  1. Pre-calentar el horno a 180ºC
  2. Básicamente con una batidora (ya sea de brazo, o de jarra) triturar y mezclar todos los ingredientes.
  3. Verter sobre un molde de horno previamente engrasado y enharinado, o con papel vegetal de hornear encima. Yo usé éste molde de Lekué 
  4. Hornear de 30 a 35 minutos con calor por arriba y por abajo, sin aire. Comprobar si está hecho pinchando con un palillo en el centro.

Tofu con garbanzos

Capture+_2018-05-21-06-24-24.png

Ésta receta tuvo mucho éxito en Instagram ya que no es cualquier tofu. Es uno de los tofus más odiados: el tofu del mercadona.

Tanto seguidores como pacientes me dicen que no consiguen hacerse con él. Se rompe, no coge sabor…. ¡Muchas quejas!

Yo de normal suelo comprar tofu de Taifun o del Aldi (gutbio) porque:

  • Son fuente de Calcio
  • Son más compactos, no se rompen, y muchos tienen sabor.
  • Tienen mayor concentración de proteínas, al tener menos agua.

Pero me encontraba pasando unos días en casa de mi madre, y ella es el único tofu que suele comprar (¡Sí! Tengo la suerte de que mi madre se encuentra rozando el vegetarianismo y consume tofu por gusto) y quería hacer un plato gustoso.

Ingredientes para 3-4 personas

  • 1 puerro.
  • 3 Zanahorias grandes.
  • Calabacín mediano.
  • 1 Tofu del mercadona.
  • 1 bote de garbanzos cocidos de 400gr.
  • Pimentón de la vera.
  • Pimentón picante.
  • Ajo en polvo.
  • orégano seco.
  • sal y pimienta.
  • Caldo de verduras.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Procedimiento

  1. Cortar las verduras en daditos y sofreir hasta pochar.
  2. Cortar en daditos el tofu y macerar con las especias al gusto, aceite de oliva y caldo de verduras (un chorrito para diluir todo)
  3. En otra sartén saltear el tofu a fuego fuerte hasta dorar.
  4. Mezclar tofu con verduras y dejar que se dore todo.
  5. Añadir los garbanzos cocidos y salpimentar al gusto.
  6. Podéis añadirle salsa de tomate casera para finalizar.

Kale chips al curry

Capture+_2018-05-21-06-24-45.png

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer ésta receta, por varios motivos:

  • El Kale, como cualquier crucífera, es fuente de Calcio
  • Quería encontrar una alternativa saludable y sin gluten a las patatas fritas o cualquier otro snack comercial.
  • Tenía muchísima curiosidad por su textura.

¡Y no pudieron salir mejor! Me arriesgué con los sabores.. ¡ y acerté! La textura es súper crispy.

La he hecho ya varias veces, incluso para cenas de amigos y siempre triunfan.

¡Vamos al lío!

Ingredientes

  • 1 bolsa de kale cortado fresco
  • 1 cdta de ajo en polvo
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal y de pimienta (¡muy poca! Luego, al deshidratarse, los sabores se intensifican)
  • 1 cda de curry en polvo

Procedimiento

  1. Precalentaremos el horno a 180ºC.
  2. Sobre la bandeja del horno colocaremos papel vegetal de hornear.
  3. En una ensaladera grande vertemos el kale fresco, y añadimos todos los demás ingredientes.
  4. Mezclamos con las manos hasta homogenizarlo.
  5. Colocamos el kale sobre la bandeja del horno y extendemos para que no se apelmacen.
  6. Horneamos con el calor por arriba, abajo y aire, 12 min aprox. Una vez pasado éste tiempo, apaga el horno y comprueba si todas están crujientes. Si no es así, cierra el horno y déjalas con el horno apagado y cerrado, 5minutos más.
  7. Dejar enfriar unos 5 minutos y ¡Listas para comer!

Legumbres al funghi

pasta lentejas

¡Ya estoy por aquí de nuevo!

Ha sido un año de muchísimo trabajo y cambios, y aunque los cambios no para nunca, y el trabajo tampoco, tenía muchísimas ganas de volver por éstos lares.

Aunque ésta receta está hecha con pasta de lentejas rojas (100% harina de lentejas rojas), se puede hacer con cualquier tipo de pasta.

¿Por qué escogí pasta de legumbres?

  • Es una forma distinta de comer legumbres, las cuáles son la principal fuente de proteínas, hierro y ácido fólico, en la dieta vegetariana y vegana.
  • Es una opción sin gluten a la pasta convencional.

Para la “salsa”, me encontré sin nata ni leche vegetal en casa, por lo que improvisé lo que vais a ver a continuación.

¡Vamos al lío!

Ingredientes para 4-5 personas

  • 250gr (en crudo) de pasta de legumbres (yo usé de lenteja roja, disponible en muchos supermercados y en herbolarios y tiendas veganas especializadas)
  • Agua para hervir la pasta
  • 250ml de caldo de verduras
  • 100-150ml de vino blanco apto para veganos (Por ejemplo éste) o de cerveza
  • Perejil fresco o seco al gusto
  • Ajo en polvo al gusto
  • 250gr de champiñones laminados
  • 200gr de setas gírgola
  • 1 puerro o cebolla asado (también podéis picarla y saltearla previamente a las setas)
  • 2 cdas de harina de trigo ó 2 de almidón de maíz (tipo maizena)
  • 2 o 3 cdas soperas de levadura nutricional.

 

Procedimiento

  1. Ponemos a hervir agua. Cuando empiece la ebullición, introducimos la pasta. Se cuece en 8 minutos aproximadamente. Después colamos y reservamos.
  2. Salteamos los champiñones y las setas (si no tenéis cebolla o puerro asado previamente, podéis picarlo antes y saltearlo antes que las setas, cuando esté pochado, empezaría el paso 2)
  3. Cuando estén hechos, cogemos 1/3 parte de éstas y las ponemos en un vaso para triturar con una turmix junto con la cebolla o puerro si no la hemos añadido antes,  la cerveza/vino y 100ml del caldo de verduras. Trituramos hasta formar una salsa espesa. Si usamos maicena debemos mezclarla con el caldo de verduras restante (¡que debe estar frío)
  4. Si usamos harina de trigo, la añadiremos sobre las setas que nos quedan aún en la sartén al fuego, y removeremos hasta ver que la harina se ha dorado (no quedan motas blancas).
  5. Añadimos el caldo de verduras restante y mezclamos. Cuando comience a espesar, añadiremos la salsa que hicimos antes y mezclamos.
  6. Añadimos la levadura nutricional, volvemos a mezclar y dejamos que cocine por 3-5minutos.
  7. Ponemos la pasta sobre la sartén con la salsa, removemos y servimos.

Yo lo acompañé de una gran ensalada, que ya hace calorcete y apetece.

¡Espero que os guste!

Tortilla de patatas y calabizo

IMG_20170723_132652_319

Siempre he sido ahorradora, y pragmática, y en la cocina no iba a ser menos.

Soy consciente de que la receta original de tortilla de patatas se hace cociendo las patatas a fuego medio en aceite (sí, no se fríen, se cuecen). Pero eso de malgastar oro líquido, perder tanto tiempo, y ensuciar tanto no va conmigo.

Así que lo que yo hago es pelar las patatas, laminarlas finas, ponerlas en un tupper o recipiente apto para microondas, añadir un poco de sal y aceite de oliva y cocinarlas, al microondas a una potencia de 600-700W, durante 10-15min, abriendo el microondas en medio un par de veces para remover.

A partir de ahí, empieza la magia.

INCISO: Yo la haría con cebolla pero convivo con un ogro al que no le gustan las cebollas ni los pimientos, así que me toca comerla sin, pero podéis añadir cualquier otro ingrediente vegetal, al tupper y al microondas.

INGREDIENTES (Como para 6 personas, o 4 muy glotonas)
– 4 patatas grandes
– 1 paquete entero de calabizo
– 2 cdas soperas de harina de garbanzos
– 1 cdas soperas de harina yolanda
– 2 cdas soperas de almidón de maíz
– 350-400ml de bebida de soja y/o agua.
– 1cdta rasa de sal negra del himalaya
– pimienta molida al gusto
– sal al gusto (nosotros añadimos poca porque el calabizo ya es sabroso)
– Aceite de oliva virgen extra.

Para hacer ésta tortilla de calabizo seguimos 5 pasos:

1. Pelar laminar, y cocinar las patatas por un lado.

2. Mezclar Harina yolanda, harina de garbanzos, pimienta, sal negra del himalaya, almidón de maíz, sal yodada, agua y bebida de soja sin azúcar en mi Optium G2. de Froothie, para que se homogenice la mezcla.

3. Saltear el calabizo, previamente picado, con las patatas 2minutos por la sartén o paellera.

4. Mezclar las patatas y calabizo con la mezcla líquida.

5. A la sartén a fuego medio, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra,  por ambos lados (unos 5min por lado) y está lista.

Poder ver mejor los pasos en éstas anteriores recetas de tortilla.

20170723_132427

Croquetas de espinacas y no-queso azul

IMG_20170723_113940_716

Aunque ya hay una receta de croquetas de espinacas en el blog, ésta es especial por varios motivos:
– Ha pasado mucho tiempo desde aquella primera receta y a día de hoy he perfeccionado tanto la bechamel como el rebozado.
– Ésta lleva el nuevo no-queso de Violife, estilo azul o roquefort. OMG!

Además, para que quedase más melosa, he batido el interior, parcialmente.

Pero no voy a adelantarme, leed la receta y averiguaréis.

INGREDIENTES (para unas 30-35croquetas)
– 300gr de espinacas frescas
– 1 cebolla fresca muy grande
– 1 cubito de caldo de verduras concentrado
– 150-175ml de vino blanco vegano
– 4 cdas soperas rebosantes de harina de trigo (si es integral, 1 mas)
–  350-400ml de bebida de soja sin azúcar (debe ser de soja, por el contenido en proteínas, que hace que coja más cuerpo la bechamel)
– sal y pimienta
– 3/4 del No-queso azul de Violife, cortado en cubitos.
– Aceite de oliva virgen extra.

Pasos:

1. Picamos fino la cebolla y la sofreímos a fuego muy lento en aceite de oliva virgen extra, con la olla tapada. Vamos removiendo para que no se pegue.

2. Cuando esté pochada, añadiremos el cubito de caldo de verduras y el vino blanco, removeremos bien y dejaremos que el alcohol se evapore, mientras se deshace el cubito de concentrado de caldo.

3. Una vez pasados 3minutos, añadimos las espinacas crudas a la olla y tapamos, a los 3-5min, las espinacas se habrán pochado, y podremos triturarlo todo, yo usé mi Optium G2 De froothie para que quede todo homogenizado.

4. Añadimos los taquitos de no-queso y mezclamos. La idea es que queden algunos trozos de no-queso y otros se fundan, por lo que podemos usarlos en diferentes proporciones. Sal pimentamos.

5. Es hora de hacer la bechamel: añadimos la harina y removemos bien hasta que se haya cocinado toda (no veréis harina blanca) y entonces añadimos la bebida de soja y removemos sin parar hasta que se absorba y espese hasta formar la masa. Podemos hacerlo a fuego medio-alto o alto, si tenemos fuerza en el brazo y no nos cansamos.

6. La parte más difícil llega ahora: hay que dejar enfriar la masa. Yo suelo dejarla de un día para otro, en un tupper en la nevera.

REBOZADO:

Ingredientes no-huevo:
– 1cda sopera de harina de garbanzos
– 1 cda sopera de almidón de maíz.
– 1 chorro grande de bebida de soja

Lo batimos todo con un tenedor hasta homogenizar.

Disponemos un bol/ensaladera con agua para nuestras manos.
Disponemos un plato con pan rallado
Disponemos un plato hondo con la mezcla anterior de no-huevo

1. Nos humedecemos las manos y cogemos un pedazo de masa. Le damos forma de croqueta y la pasamos por el no huevo, luego por pan rallado, nos volvemos a humedecer las manos con agua, compactamos la croqueta, y un último rebozado con pan rallado. La dejamos secar en un plato. Continuamos hasta terminar con la masa.

IMG_20170723_112919_852

2. Ponemos a calentar aceite en una sartén o paellera pequeña, con suficiente aceite para sumergir la croqueta, lo que hará que se haga rápido.

3. Cuando el aceite esté bien caliente añadimos 3 o 4 croquetas a la sartén y con ayuda de una cuchara sopera le damos la vuelta cuando veamos que se ha dorado por debajo y los lados. Una vez estén, las pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Repetiremos el proceso con todas las croquetas.