Croquetas sin gluten (Más fácil de lo que os pensáis)

croquetasingluten

Si sois habituales en mi blog, os debe sonar la quiche de puerros y champiñones. De hecho, los que me seguís también en otras redes sociales, habréis visto que ha sido nuestra cena de navidad con amigos y familiares.

Pues bien, las croquetas sin gluten se hacen EXACTAMENTE IGUAL que el relleno de la quiche.

Con un par de cambios que os comentaré aquí.

Realmente podéis hacerlo del relleno que gustéis: podéis añadirle tofu, o ponerle otras verduras, e incluso otras especias.

La base es la siguiente: (remarcaré en negrita los cambios que hice para que fuese 100% sin gluten)

INGREDIENTES: 
– 300gr de champiñones
– 2 puerros
– 1 cebolla de verdeo grande (o cebolleta) (¡¡QUE NO OS QUITEN LA PARTE VERDE EN LA VERDULERIA, QUE TAMBIÉN SE USA!!)
– 1 zanahoria mediana-grande
– 1 calabacín mediano
– 1/2 pimiento rojo mediano
– 600ml de bebida de soja sin azúcar
– 1 cubito de concentrado de caldo de verduras sin gluten

– 6 cucharadas soperas rebosantes de maicena o harina fina de maíz
– aceite de oliva
– sal y pimienta
– perejil fresco
– romero (preferiblemente fresco, si no, podéis usar seco)
– 75-100ml de vino blanco.

PREPARACIÓN:

1. Cortamos en juliana el puerro y en dados la cebolla de verdeo (solo la cabeza) Pelamos la zanahoria y la rayamos. Rayamos el calabacín (con piel). Picamos fino el pimiento
2. Ponemos aceite en una olla mediana antiadherente, calentamos y sofreímos todo lo anterior.
3. Mientras, cortamos lo verde de la cebolleta, y lo reservamos
4. Lavamos y laminamos los champiñones. Reservamos
5. Cuando lo de la olla esté casi hecho, añadimos lo verde de la cebolla de verdeo. Sofreímos 5minutos más.
6. Añadimos los champiñones, el romero y el perejil bien picado, removemos bien y dejamos sofreír 5 minutos.
7. Añadimos el vino, el cubito de caldo de verduras y dejamos reducir.
8. Removemos y cocinamos los champiñones hasta que estén listos.
9. Salpimentamos.
10. Añadimos 400ml de bebida de soja sin azúcar y llevamos a hervor.
11. Mezclamos los 200ml de bebida de soja sin azúcar restante con las 6 cucharadas soperas rebosantes de maicena hasta que quede un liquido espeso similar a una nata. No deben quedar grumos.
12. Trituramos todo el contenido de la olla y una vez homogenizamos, añadiremos la mezcla de los 200ml de bebida de soja + almidón de maiz a la olla, y toca remover bien hasta que espese mucho.
13. Dejamos enfriar 24h en nevera.

REBOZADO:

– 2cdas soperas de harina fina de maíz, o almidón de maíz
– 2 cdas soperas de harina de garbanzos
– bebida de soja y sal
– pan rallado sin gluten (podéis encontrarlo en tiendas a granel, herboristerías, tiendas eco, sección eco y alimentación especial de grandes supermercados)

Preparación del rebozado y montaje:

1. Mezclamos la harina de garbanzo y la maicena y seguidamente añadimos la sal negra, la pimienta y por último la leche al gusto.
2. Necesitaremos una ensaladera llena de agua donde poder ir mojándonos las manos cada vez que queramos montar una croqueta.
3. Un plato con pan rallado sin gluten (que iremos cambiando ya que el pan del plato se irá apelmazando)
4. Finalmente: nos mojamos las manos en agua, y las escurrimos la una con la otra (no uséis trapos), coged un pedazo de masa y dadle forma de croqueta o de bola, pasadla primero por pan rallado, luego por la mezcla de harinas con leche vegetal y de nuevo por pan rallado, acabando de darle forma con la mano. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

COCINARLAS:
Yo recomiendo fervimientemente que sean fritas, sumergidas del todo (si no queréis gastar mucho aceite usad una sartén pequeña) en aceite MUY caliente. De lo contrario, se espachurrarán.

CONSERVACIÓN:
– En la nevera aguantan 24h una vez montadas (sin cocinar)
– En el congelador, 6 meses, bien aisladas (por ejemplo, en un tupper, en una bolsa con cierre hermético etc)
croquetsaingluten

Croquetas de setas y soja texturizada, ricas en proteínas y al estilo abuela.

croquetas-setas-sojafom
Aunque ya había hecha las croquetas con chicha, no acabaron de ser lo que esperaba. Buscaba algo similar a las croquetas de pollo o cocido, pero evidentemente vegano. ¿Por qué? Porque buscaba que fuese un plato nutritivo, y no simplemente un frito.

El resto de croquetas son bajitas en proteína, y añadiendo soja texturizada conseguía el efecto pollo, crueltyfree :D

Ingredientes para unas 30-40 croquetas:
– 1 bolsa de setas congeladas
– 1 puerro y 1/2 mediano
– 5 cdas soperas rebosantes de aceite de oliva virgen extra
– 1 cda sopera de orégano en hojas
– 1 cda sopera de perejil seco
– 1cubito de concentrado de caldo de verduras
– 1/2 vaso de vino blanco
– 200gr de soja texturizada fina
– 1/2 cdta setas en polvo
– 1 cdta ajo en polvo
– sal yodada
– pimienta molida

Ingredientes bechamel:
– 4 cdas soperas rebosantes de harina de trigo de fuerza
– 250ml leche de soja sin azúcar ni fructosa ni endulzantes
– 1cda sopera de aceite de coco de MyProteine
– cebolla en polvo
– un pelin de sal moscada
– sal yodada
– pimienta molida
– 1/2 cdta setas en polvo

Ingredientes rebozado:
– 2 cdas soperas de harina de garbanzo
– 2 cdas soperas almidón de maíz
– leche vegetal sin azucar al gusto
– pan rallado
– sal negra del himalaya
– pimienta

Preparación del relleno:

1. Picamos el puerro y lo salteamos en una olla hasta que se poche.
2. Añadimos las setas congeladas y salteamos hasta que se descongelen. Es importante que sea a fuego lento porque nos interesa que quede el agua que sueltan las setas en la olla.
3. Una vez descongeladas añadimos el cubito de caldo concentrado, las especias, el ajo en polvo, el polvo de setas, el vino blanco y dejamos cocinar unos minutos para que el alcohol se evapore.
4. Añadimos la soja texturizada y removemos bien para que se empape con el jugo que ha sobrado. Tienen que quedar hidratadas. Corregimos de sal y pimienta.
5. Con ayuda de nuestra blender o trituradora yo usé mi Optimum G2.1, trituramos 3/4 de la masa (escogiendo especialmente las setas grandes que no podrían formar parte de una croqueta)
6. Mezclamos con la masa restante.

Preparación de la bechamel:

1. Calentamos el aceite de coco a baja temperatura en una olla grande.
2. Cuando se haya derretido, añadiremos, la cebolla en polvo, un poco de nuez moscada, sal, pimienta y las setas en polvo, removemos bien y automáticamente añadimos la harina y removemos hasta que se haya tostado (no debe quedar harina cruda)
3. Es entonces cuando añadiremos la leche de soja sin azúcar (os recomiendo que sea de soja por su alto contenido en proteínas, cuajará más) y removeremos bien hasta formar la bechamel que tiene que que quedar bien espesa. Un truco es subir la temperatura en este proceso. No os preocupéis si os quedan grumos, podéis usar la minipimer luego para suavizarlo.

Mezcla el contenido de la bechamel y la masa y deja enfríar 24h en la nevera tapado con film o con una tapa de tupper.

Preparación del rebozado y montaje:

1. Mezclamos la harina de garbanzo y la maicena y seguidamente añadimos la sal negra, la pimienta y por último la leche al gusto.
2. Necesitaremos una ensaladera llena de agua donde poder ir mojándonos las manos cada vez que queramos montar una croqueta.
3. Un plato con pan rallado (que iremos cambiando ya que el pan del plato se irá apelmazando)
4. Finalmente: nos mojamos las manos en agua, y las escurrimos la una con la otra (no uséis trapos), coged un pedazo de masa y dadle forma de croqueta o de bola, pasadla primero por pan rallado, luego por la mezcla de harinas con leche vegetal y de nuevo por pan rallado, acabando de darle forma con la mano. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

COCINARLAS:
Yo recomiendo fervimientemente que sean fritas, sumergidas del todo (si no queréis gastar mucho aceite usad una sartén pequeña) en aceite MUY caliente. De lo contrario, se espachurrarán.

CONSERVACIÓN:
– En la nevera aguantan 24h una vez montadas (sin cocinar)
– En el congelador, 6 meses, bien aisladas (por ejemplo, en un tupper, en una bolsa con cierre hermético etc)

croquetas-setas-abiertasfin

Pâté ahumado de aceitunas negras con anacardos

pate-final

Empezamos el año con inspiración, y eso, siempre es buena señal.

Llevo tiempo con la cabeza llena de cosas, importantes, y no queda casi, lugar para la creatividad en la cocina.

Debo confesaros que, mis comidas se están volviendo rutinarias, cosa que detesto. En sí, mi vida actualmente tiene una rutina, completamente necesaria para llegar a todos los retos que me puse para este 2016-2017. Pero, cada vez tengo más ganas de que sea Junio, pase la selectividad, y pueda tener un poco más de calma.

Ah! Qué no os lo había contado? Muchos ya sabéis que soy Dietista, lo que significa que tengo un Ciclo Formativo de Grado superior (antigua FP2) de Técnico en dietética.

Decidí ir un paso más allá, y a mis 27 años, además de empezar cursos privados de ICNS, también decidí hacerme autónoma, para poder así, organizar mis horarios y prepararme (asisto a clases) para la selectividad, (ya que, después del plan bolonya, a algunas carreras la nota, sólo con el ciclo formativo, no me daba) y finalmente graduarme como Dietista-Nutricionista. Luchando mucho por llegar a dónde quiero.

Y aquí estoy, contándoos mi vida en lugar de una receta. Mal empezamos.

¡Vamos al lío!

Ingredientes:
– 150gr de aceitunas negras deshuesadas escurridas
– 1 chorrito de Aceite de Oliva Virgen extra (AOVE)
– 1 puñado de anacardos (yo usé tostados y fritos porque, lamentablemente no me quedaban crudos en casa)
– 1 cdta de hojas de orégano
– 1 diente de ajo pelado
– unas gotas de esencia de humo líquida.

Procedimiento:
Es bien sencillo: simplemente, introduce todos los ingredientes en tu batidora o blender, yo usé mi Optimum G2.1, y tritura hasta formar un pâte. Sirve con tostadas, o dentro de endivias con tomate cherry picado.

Garbanzos con verduras al curry con leche de coco

IMG_20161122_132511.jpg

En casa no solemos usar demasiado el coco por varios motivos: poca sostenibilidad a nivel ambiental (es un producto con mucha huella ecológica, tiene que viajar muchos Km) como por su sabor (no soy muy fan del sabor de coco puro)

Pero de vez en cuando usamos leche de coco (2 o 3 veces al año) y va genial cuando quieres darle un toque exótico a un plato.

Ingredientes para 3-4 personas:
– 1 paquete de espinacas congeladas
– 1/2 calabacín
– 1 cebolla mediana
– 2 zanahorias medianas
– 150gr de tofu ahumado
– 1 bote de garbazos cocidos (400gr)
– aceite de oliva virgen extra
– sal y pimienta
– 4 cdtas de curry en polvo
– 1/2 lata de leche de coco

1. Hervimos las espinacas congeladas y las dejamos escurrir mucho rato. Cuando estén frías podemos usar las manos para acabar de eliminar todo el agua que quede.

2. Salteamos la cebolla bien picada hasta que esté pochada, y añadimos despues el calabacín y la zanahoria picada. Salteamos hasta que estén hechos.

3. Añadimos el tofu ahumado picado a daditos, y el curry, salteamos 3 minutos, añadimos las espinacas, la leche de coco, sal y pimienta y removemos bien para que se homogenice el sabor.

4. Por último, escurrimos y lavamos los garbanzos y los añadimos al plato.

Listo!

Arepas rellenas

qrepas.jpg

Hace un mes fuimos a cenar a un sitio de arepas aquí en Barcelona, y quedé enamorada de éste sencillo plato que puedes rellenar de lo que quieras.

Consiste en hacer una masa con una harina pre-cocida de maíz y, originalmente hay quien la hace con agua o con leche. Yo usé leche de soja para aportar más proteína y con ello, algo más de consistencia. INSISTO ANTES DE QUE LE DE UN PATATUS A ALGUIEN: esta es MI forma de hacerlo. Cada uno que barra como quiera en su casa.

Cada uno puede rellenarlo como le convenga, pero en casa optamos por un poco de soja texturizada gruesa macerada, aguacate, tomate y un poco de queso vegano. En éste caso el queso vegano fue comprado, porque fue un poco improvisado, pero creo que la vegadelfia le quedaría FETÉN

Ingredientes para 8 arepas:
– 400gr de harina de maiz pre-cocida (Yo usé ésta)
– 550ml de leche de soja sin azúcar ni endulzantes (yo usé yosoy) TIBIA
– 2 cdas soperas de aceite de oliva + cantidad necesaria para tostar
– sal y pimienta al gusto
– un poco de agua

Para el relleno: 

– 80gr de soja texturizada gruesa en crudo
– sazonador para pollo asado del mercadona
– aceite
– 1 cubito de caldo de verduras
– agua
– verduras y queso vegano al gusto

Procedimiento relleno:
1. Ponemos a hervir 1/2 L de agua con el cubito de caldo de verduras y un poco de sazonador. Cuando rompa a hervir añadimos la soja texturizada y dejamos cocer 8min.

2. Colamos la soja y calentamos aceite en una sartén para dorar la soja con más sazonador. Una vez hecho reservamos.

Procedimiento masa arepa:

1. Disponemos la harina de maíz en una ensaladera grande y añadimos un poco de sal, aceite, pimienta y la leche de soja tibia poco a poco mezclando y formando una masa. Una vez homogenizada la dejamos reposar unos minutos.

2. Nos humedecemos las manos y vamos cogiendo pedazos de masa, dándole forma de bola y aplastamos redondeando los bordes para que no se quiebre. Si veis que la masa está demasiado dura, podéis añadir un poco de agua y mezclar de nuevo, siempre en pequeñas cantidades.

3. En una sartén antiadherente añadimos un poco de aceite y vamos dorando las arepas a fuego medio durante 4 minutos por cada lado o hasta que queden crujientes y doradas.

arepas 2.jpg

Montar arepas:

Cuando la arepa se temple un poco, podemos cortar por la mitad sin llegar al final (como un pan de pita) y rellenar de lo que nos guste.

Et voilà! Que delicia y qué fácil de hacer.

Lasaña boloñesa con brócoli y calabacín

FotorCreated

Hace mucho tiempo que Jan tiene ganas de lasaña. Hace casi 1 año que no hacía una. Y hoy me levanté con ganas de hacerle un poquito más feliz.

Los que seguís el blog sabréis que Jan odia la cebolla y el pimiento, así que me las veo y deseo para hacer platos gustosos sin ellos (que son, sin duda, mis vegetales favoritos, junto con el tomate, el brócoli y los espárragos)

La verdad es que finalmente ha quedado deliciosa.

Sobre el gratinado de queso vegano, la verdad, lo hice por él, desde que soy vegana, me he acostumbrado a comer sin bechamel ni quesos, pero claro, el es Ovo-lacto-vegetariano fuera de casa y vegano en casa (ha dado el paso en menos de 1 año) y quería mimarle con algo lo más parecido posible. Si quisiera añadir, sobre los quesos veganos, que los uséis con moderación, para consumo ocasional, y os lo explica fetén en éste articulo Lucía Martínez Argüelles. No servirá para gratinar, pero si tenéis mono de quesos podéis probar a hacer ésta vegandelfia muy sencilla y rica.

Usé una soja texturizada algo más gruesa que la fina, parecida a esta, pero la compré a granel en casa perris. (En el instagram tenéis una foto de mi lista de la compra allí, para que veáis los precios)

Y el relleno, finalmente lo improvisé:

Ingredientes para 2 personas:

– 6 placas de lasaña pre-cocidas (sin huevo ni lácteos etc)
– 1/2 brócoli
– 1/4 de calabacín
– 2 dientes de ajo medianos
– 300ml de tomate natural rallado
– 4 cdas aceite de oliva virgen extra
– 40-50gr de soja texturizada mediana
– finas hierbas
– 1/4 de vaso vino blanco
– sal y pimienta
– 1/2 pastilla de caldo de verduras
– un poco de agua
– un poco de pimentón dulce
– opcional: sazonador para pollo asado (es vegano)

Para la bechamel:

– 1 cda sopera de margarina 100% vegetal o aceite de oliva virgen extra
– 1 cdta de postre de cebolla en polvo (o podemos picar 1/4 de cebolla MUY fina y sofreír a fuego muy lento con el aceite)
– sal y pimienta
– 1cda sopera de harina de fuerza
– leche de arroz (o cualquier leche vegetal sin azúcar) en cantidad necesaria (en función de cómo de líquida o espesa te guste la bechamel)
NOTA: hay quién le pone nuez moscada, pero no tenía, y tampoco me entusiasma.

Procedimiento:

1. Picamos muy fino el brócoli y salteamos con un par de cucharadas de aceite a fuego muy lento, tapándo la sartén para que se cocine con su propio vapor.

2. Pasados unos minutos podemos incorporar el calabacín picado (yo no lo pelé) y saltear otro rato. Volvemos a tapar.

3. Pasados unos minutos añadimos los ajos picados, salteamos sin tapar y añadimos el vino. Removemos bien y tapamos de nuevo. Dejamos cocinar unos minutos.

4. Cuando el brócoli esté hecho, añadimos la pastilla de caldo, el tomate triturado, un poco de agua, removemos bien, y añadimos las especias al gusto. Dejamos cocinar 2-3 minutos y añadimos la soja texturizada.

5. Removemos mientras se cocina a fuego lento hasta que la soja esté hecha, pero crujiente (no muy blanda). Corregimos de sabor y dejamos reposar.

Procedimiento para la bechamel:

1. Añadimos el aceite o la margarina a la sartén y dejamos que se desrrita o se caliente.

2. Una vez deshecha o caliente, añadimos la cebolla en polvo, sal, pimienta, y removemos.

3. Añadimos la harina, y removemos hasta deshacer.

4. Vertemos poco a poco leche vegetal formando la bechamel a nuestro gusto.

Montaje y horneado:

1. Colocamos sobre un molde para lasañas un poco de tomate triturado y aceite y pincelamos la base con el. Colocamos 2 placas y relleno encima. Repetimos el proceso hasta acabar con el relleno. La última capa deben ser placas.

2. Vertemos sobre las placas de arriba la bechamel hasta cubrir todo. Si quisiéramos usar quesos veganos, sería en este punto.

3. Cubrimos el molde de lasaña por la parte superior con papel de aluminio y horneamos a 200ºC  30 minutos.

4. Cuando queden 5 minutos para terminar de hornear, podemos quitar el papel de aluminio y gratinar.