Croquetas de espinacas y no-queso azul

IMG_20170723_113940_716

Aunque ya hay una receta de croquetas de espinacas en el blog, ésta es especial por varios motivos:
– Ha pasado mucho tiempo desde aquella primera receta y a día de hoy he perfeccionado tanto la bechamel como el rebozado.
– Ésta lleva el nuevo no-queso de Violife, estilo azul o roquefort. OMG!

Además, para que quedase más melosa, he batido el interior, parcialmente.

Pero no voy a adelantarme, leed la receta y averiguaréis.

INGREDIENTES (para unas 30-35croquetas)
– 300gr de espinacas frescas
– 1 cebolla fresca muy grande
– 1 cubito de caldo de verduras concentrado
– 150-175ml de vino blanco vegano
– 4 cdas soperas rebosantes de harina de trigo (si es integral, 1 mas)
–  350-400ml de bebida de soja sin azúcar (debe ser de soja, por el contenido en proteínas, que hace que coja más cuerpo la bechamel)
– sal y pimienta
– 3/4 del No-queso azul de Violife, cortado en cubitos.
– Aceite de oliva virgen extra.

Pasos:

1. Picamos fino la cebolla y la sofreímos a fuego muy lento en aceite de oliva virgen extra, con la olla tapada. Vamos removiendo para que no se pegue.

2. Cuando esté pochada, añadiremos el cubito de caldo de verduras y el vino blanco, removeremos bien y dejaremos que el alcohol se evapore, mientras se deshace el cubito de concentrado de caldo.

3. Una vez pasados 3minutos, añadimos las espinacas crudas a la olla y tapamos, a los 3-5min, las espinacas se habrán pochado, y podremos triturarlo todo, yo usé mi Optium G2 De froothie para que quede todo homogenizado.

4. Añadimos los taquitos de no-queso y mezclamos. La idea es que queden algunos trozos de no-queso y otros se fundan, por lo que podemos usarlos en diferentes proporciones. Sal pimentamos.

5. Es hora de hacer la bechamel: añadimos la harina y removemos bien hasta que se haya cocinado toda (no veréis harina blanca) y entonces añadimos la bebida de soja y removemos sin parar hasta que se absorba y espese hasta formar la masa. Podemos hacerlo a fuego medio-alto o alto, si tenemos fuerza en el brazo y no nos cansamos.

6. La parte más difícil llega ahora: hay que dejar enfriar la masa. Yo suelo dejarla de un día para otro, en un tupper en la nevera.

REBOZADO:

Ingredientes no-huevo:
– 1cda sopera de harina de garbanzos
– 1 cda sopera de almidón de maíz.
– 1 chorro grande de bebida de soja

Lo batimos todo con un tenedor hasta homogenizar.

Disponemos un bol/ensaladera con agua para nuestras manos.
Disponemos un plato con pan rallado
Disponemos un plato hondo con la mezcla anterior de no-huevo

1. Nos humedecemos las manos y cogemos un pedazo de masa. Le damos forma de croqueta y la pasamos por el no huevo, luego por pan rallado, nos volvemos a humedecer las manos con agua, compactamos la croqueta, y un último rebozado con pan rallado. La dejamos secar en un plato. Continuamos hasta terminar con la masa.

IMG_20170723_112919_852

2. Ponemos a calentar aceite en una sartén o paellera pequeña, con suficiente aceite para sumergir la croqueta, lo que hará que se haga rápido.

3. Cuando el aceite esté bien caliente añadimos 3 o 4 croquetas a la sartén y con ayuda de una cuchara sopera le damos la vuelta cuando veamos que se ha dorado por debajo y los lados. Una vez estén, las pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Repetiremos el proceso con todas las croquetas.

Croquetas sin gluten (Más fácil de lo que os pensáis)

croquetasingluten

Si sois habituales en mi blog, os debe sonar la quiche de puerros y champiñones. De hecho, los que me seguís también en otras redes sociales, habréis visto que ha sido nuestra cena de navidad con amigos y familiares.

Pues bien, las croquetas sin gluten se hacen EXACTAMENTE IGUAL que el relleno de la quiche.

Con un par de cambios que os comentaré aquí.

Realmente podéis hacerlo del relleno que gustéis: podéis añadirle tofu, o ponerle otras verduras, e incluso otras especias.

La base es la siguiente: (remarcaré en negrita los cambios que hice para que fuese 100% sin gluten)

INGREDIENTES: 
– 300gr de champiñones
– 2 puerros
– 1 cebolla de verdeo grande (o cebolleta) (¡¡QUE NO OS QUITEN LA PARTE VERDE EN LA VERDULERIA, QUE TAMBIÉN SE USA!!)
– 1 zanahoria mediana-grande
– 1 calabacín mediano
– 1/2 pimiento rojo mediano
– 600ml de bebida de soja sin azúcar
– 1 cubito de concentrado de caldo de verduras sin gluten

– 6 cucharadas soperas rebosantes de maicena o harina fina de maíz
– aceite de oliva
– sal y pimienta
– perejil fresco
– romero (preferiblemente fresco, si no, podéis usar seco)
– 75-100ml de vino blanco.

PREPARACIÓN:

1. Cortamos en juliana el puerro y en dados la cebolla de verdeo (solo la cabeza) Pelamos la zanahoria y la rayamos. Rayamos el calabacín (con piel). Picamos fino el pimiento
2. Ponemos aceite en una olla mediana antiadherente, calentamos y sofreímos todo lo anterior.
3. Mientras, cortamos lo verde de la cebolleta, y lo reservamos
4. Lavamos y laminamos los champiñones. Reservamos
5. Cuando lo de la olla esté casi hecho, añadimos lo verde de la cebolla de verdeo. Sofreímos 5minutos más.
6. Añadimos los champiñones, el romero y el perejil bien picado, removemos bien y dejamos sofreír 5 minutos.
7. Añadimos el vino, el cubito de caldo de verduras y dejamos reducir.
8. Removemos y cocinamos los champiñones hasta que estén listos.
9. Salpimentamos.
10. Añadimos 400ml de bebida de soja sin azúcar y llevamos a hervor.
11. Mezclamos los 200ml de bebida de soja sin azúcar restante con las 6 cucharadas soperas rebosantes de maicena hasta que quede un liquido espeso similar a una nata. No deben quedar grumos.
12. Trituramos todo el contenido de la olla y una vez homogenizamos, añadiremos la mezcla de los 200ml de bebida de soja + almidón de maiz a la olla, y toca remover bien hasta que espese mucho.
13. Dejamos enfriar 24h en nevera.

REBOZADO:

– 2cdas soperas de harina fina de maíz, o almidón de maíz
– 2 cdas soperas de harina de garbanzos
– bebida de soja y sal
– pan rallado sin gluten (podéis encontrarlo en tiendas a granel, herboristerías, tiendas eco, sección eco y alimentación especial de grandes supermercados)

Preparación del rebozado y montaje:

1. Mezclamos la harina de garbanzo y la maicena y seguidamente añadimos la sal negra, la pimienta y por último la leche al gusto.
2. Necesitaremos una ensaladera llena de agua donde poder ir mojándonos las manos cada vez que queramos montar una croqueta.
3. Un plato con pan rallado sin gluten (que iremos cambiando ya que el pan del plato se irá apelmazando)
4. Finalmente: nos mojamos las manos en agua, y las escurrimos la una con la otra (no uséis trapos), coged un pedazo de masa y dadle forma de croqueta o de bola, pasadla primero por pan rallado, luego por la mezcla de harinas con leche vegetal y de nuevo por pan rallado, acabando de darle forma con la mano. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

COCINARLAS:
Yo recomiendo fervimientemente que sean fritas, sumergidas del todo (si no queréis gastar mucho aceite usad una sartén pequeña) en aceite MUY caliente. De lo contrario, se espachurrarán.

CONSERVACIÓN:
– En la nevera aguantan 24h una vez montadas (sin cocinar)
– En el congelador, 6 meses, bien aisladas (por ejemplo, en un tupper, en una bolsa con cierre hermético etc)
croquetsaingluten

Croquetas de setas y soja texturizada, ricas en proteínas y al estilo abuela.

croquetas-setas-sojafom
Aunque ya había hecha las croquetas con chicha, no acabaron de ser lo que esperaba. Buscaba algo similar a las croquetas de pollo o cocido, pero evidentemente vegano. ¿Por qué? Porque buscaba que fuese un plato nutritivo, y no simplemente un frito.

El resto de croquetas son bajitas en proteína, y añadiendo soja texturizada conseguía el efecto pollo, crueltyfree :D

Ingredientes para unas 30-40 croquetas:
– 1 bolsa de setas congeladas
– 1 puerro y 1/2 mediano
– 5 cdas soperas rebosantes de aceite de oliva virgen extra
– 1 cda sopera de orégano en hojas
– 1 cda sopera de perejil seco
– 1cubito de concentrado de caldo de verduras
– 1/2 vaso de vino blanco
– 200gr de soja texturizada fina
– 1/2 cdta setas en polvo
– 1 cdta ajo en polvo
– sal yodada
– pimienta molida

Ingredientes bechamel:
– 4 cdas soperas rebosantes de harina de trigo de fuerza
– 250ml leche de soja sin azúcar ni fructosa ni endulzantes
– 1cda sopera de aceite de coco de MyProteine
– cebolla en polvo
– un pelin de sal moscada
– sal yodada
– pimienta molida
– 1/2 cdta setas en polvo

Ingredientes rebozado:
– 2 cdas soperas de harina de garbanzo
– 2 cdas soperas almidón de maíz
– leche vegetal sin azucar al gusto
– pan rallado
– sal negra del himalaya
– pimienta

Preparación del relleno:

1. Picamos el puerro y lo salteamos en una olla hasta que se poche.
2. Añadimos las setas congeladas y salteamos hasta que se descongelen. Es importante que sea a fuego lento porque nos interesa que quede el agua que sueltan las setas en la olla.
3. Una vez descongeladas añadimos el cubito de caldo concentrado, las especias, el ajo en polvo, el polvo de setas, el vino blanco y dejamos cocinar unos minutos para que el alcohol se evapore.
4. Añadimos la soja texturizada y removemos bien para que se empape con el jugo que ha sobrado. Tienen que quedar hidratadas. Corregimos de sal y pimienta.
5. Con ayuda de nuestra blender o trituradora yo usé mi Optimum G2.1, trituramos 3/4 de la masa (escogiendo especialmente las setas grandes que no podrían formar parte de una croqueta)
6. Mezclamos con la masa restante.

Preparación de la bechamel:

1. Calentamos el aceite de coco a baja temperatura en una olla grande.
2. Cuando se haya derretido, añadiremos, la cebolla en polvo, un poco de nuez moscada, sal, pimienta y las setas en polvo, removemos bien y automáticamente añadimos la harina y removemos hasta que se haya tostado (no debe quedar harina cruda)
3. Es entonces cuando añadiremos la leche de soja sin azúcar (os recomiendo que sea de soja por su alto contenido en proteínas, cuajará más) y removeremos bien hasta formar la bechamel que tiene que que quedar bien espesa. Un truco es subir la temperatura en este proceso. No os preocupéis si os quedan grumos, podéis usar la minipimer luego para suavizarlo.

Mezcla el contenido de la bechamel y la masa y deja enfríar 24h en la nevera tapado con film o con una tapa de tupper.

Preparación del rebozado y montaje:

1. Mezclamos la harina de garbanzo y la maicena y seguidamente añadimos la sal negra, la pimienta y por último la leche al gusto.
2. Necesitaremos una ensaladera llena de agua donde poder ir mojándonos las manos cada vez que queramos montar una croqueta.
3. Un plato con pan rallado (que iremos cambiando ya que el pan del plato se irá apelmazando)
4. Finalmente: nos mojamos las manos en agua, y las escurrimos la una con la otra (no uséis trapos), coged un pedazo de masa y dadle forma de croqueta o de bola, pasadla primero por pan rallado, luego por la mezcla de harinas con leche vegetal y de nuevo por pan rallado, acabando de darle forma con la mano. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

COCINARLAS:
Yo recomiendo fervimientemente que sean fritas, sumergidas del todo (si no queréis gastar mucho aceite usad una sartén pequeña) en aceite MUY caliente. De lo contrario, se espachurrarán.

CONSERVACIÓN:
– En la nevera aguantan 24h una vez montadas (sin cocinar)
– En el congelador, 6 meses, bien aisladas (por ejemplo, en un tupper, en una bolsa con cierre hermético etc)

croquetas-setas-abiertasfin

Coliflor asada con ajo-perejil

coliflor.jpg

Si me llegan a decir, hace 7 años, que compraría, cocinaría y comería voluntariamente, disfrutando incluso, coliflor, hubiese llamado al manicomio más cercano para acusar a quién fuese, de locura.

Aunque, también es cierto, que si le llegan a decir a mi madre, que sería vegana, que mi comida favorita serían los espárragos, las setas/champiñones, el brócoli y las espinacas, yo creo que directamente, se muere del ataque de risa.

Y aquí estamos, a mis 27 años, riéndonos por whatsapp, de las vueltas que da la vida.

Y es que al final, las decisiones que tomamos (y sobretodo, las que no tomamos) condicionan nuestra vida.

Decidí probarlo todo. El NO ya lo tengo. Y si sospecho que no me va a gustar al natural, pues vamos a darle toques que sepamos que nos gustan.

DETESTO la verdura hervida. Así, acuosa, sin gracia.

Así que siempre cocino al horno o a la plancha. Si me apuras, al micro.

Sí, incluso la coliflor o el brócoli. Le añado un poco de aceite, salteo, y luego añado algo de agua (muy poca), tapo, y dejo cocinar 5minutos. (Es, prácticamente, como hacerlo al vapor)

Me gustan las cosas crujientes :D

Esperaba que ésta coliflor quedase más crujiente, pero aún así, quedó riquísima, como guarnición o entrante.

Ingredientes:
– 1 coliflor grande limpia, y cortada en trozos del tamaño de entre una castaña y un ciruela
– 1 cda sopera de margarina eco derretida
– 1 cda sopera de aceite de oliva virgen extra
– perejil fresco picado al gusto
– ajo en polvo
– sal y pimienta

Procedimiento:

1. Precalentamos el horno a 240ºC.

2. Disponemos sobre la bandeja de horno, papel de hornear, y encima, la coliflor cortada.

3. Mezclamos la margarina + AOVE + Perejil + ajo al gusto

4. Con ayuda de un pincel de cocina, pincelamos todos los trozos de coliflor. Sal-pimentamos y horneamos 20-25min.

5. Podemos pasarlas por la sartén al acabar para que queden algo más crujiente (no necesitarán más aceite)

NOggets (Nuggets veganos)

16700674_1375534215850812_1666128365513125617_o

La verdad, es que hoy tenía pensado hacer albóndigas con champiñones, como las que hacía mi madre, pero veganas, claro. Cuando estaba por hacer las albóndigas, he encontrado un sazonador de pollo asado (del mercadona) y recordé que ayer ví una receta de Nuggets veganos en Haztevegetariano

La receta que voy a enseñaros, no tiene nada que ver con la de Merchita pero os dejo el link a su receta y su blog porque tiene cosas increíbles!

Ingredientes para 20 Noggets medianos-grandes:

– 70gr soja texturizada finaIMG_20140719_133848

– 70gr avena en copos

– 2 o 3 cdtas sazonador pollos asados mercadona (si no lo tenéis, que no cunda el pánico, con romero, un poco de pimentón dulce, mejorana, ajo en polvo, pimienta, levadura de cerveza y cebolla deshidratada se hace. Podéis poder todo estos ingredientes cuando hacéis el caldo de verduras y quedará muy similar) 

– 300ml caldo de verduras hirviendo

– un pellizco de sal, sin pasarse.

– molinillo 4 pimientas

– pan rallado para rebozar

– aceite para freír

1. Ponemos a calentar el caldo de verduras.

2. Mezclamos la soja, la avena y el sazonador de pollo asad. Removemos bien

3. Hidratamos la mezcla anterior poco a poco con el caldo y mezclamos bien. Dejamos reposar 5min para que se enfríe.

4. Comprobamos como está de sabor: si le falta más sazonador, o sal… si está bien ¡Ya podemos empanarlos!

5. La mezcla es pegajosa, así que os aconsejo que os humedezcáis las manos con agua, cojáis un pellizco de masa y forméis el nugget con las yemas de los dedos, lo rebozamos con pan rallado y reservamos hasta tenerlos todos. Freír en aceite muy caliente.

Et voilà! La verdad es que son muy sencillos y super buenos. Los he hecho con avena y soja, en lugar de solo soja como hace Merchita, porque así tenemos un plato con todos los aminoacidos completos, y podemos acompañarlo de una ensalada ligera.

Se pueden congelar, hechos o crudos!

Espero que os haya gustado, y bon apetit!

Ensalada de quinoa y garbanzos con salsa cremosa de aguacate y albahaca

ENSALADAQUINOAGARBANZOS

Primero de todo: ¡Perdón! He tenido muchísimo trabajo y he estado algo más ausente de lo normal.

Segundo: Estoy viva. Sigo con todas mis partes del cuerpo. Bueno… un dedo del pie está azul por evitar atropellar a un hombre que parecía que se habia olvidado de caminar.. pero ese es otro tema.

Tercero: ¡Qué calor! ¿No? Pues para el calor, no hay nada mejor que una rica ensalada fresquita.. Pero las ensaladas no tienen que ser obligatoriamente verdura, con verdura, con verdura… Ni solo aliñadas con aceite y vinagre. Así que aquí os traigo una ensalada diferente.

Ingredientes para 4 personas (o 2 muy hambrientas):

120gr de quinoa real seca
100gr de garbanzos secos o alubias blancas (dejar en remojo todo un dia)
2 pastillas de caldo de verduras concentrado
1 pepino mediano
1 bolsa de canónigos
1 cebolla blanca o morada mediana
2 zanahorias
1/2 pimiento rojo grande
120gr de tomates cherrys de pera o 2 tomates medianos cortados a dados.

Salsa:
1 aguacate
el zumo de 1 limón grande
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de agua fría
3 o 4 hojas grandes de albahaca fresca
molinillo de 4 pimientas
sal rosa del himalaya

1. Primero de todo, ponemos en remojo la noche antes, las alubias blancas o los garbanzos.
2. Al dia siguiente, en una olla, ponemos agua a hervir junto con una pastilla de caldo de verduras. Hacemos lo mismo en otra olla.
3. Antes de que empiece a hervir el agua, ponemos la quinoa en un colador fino y las mojamos con agua y escurrimos 2 o 3 veces. Cuando empiecen a hervir, ponemos la quinoa en una olla y los garbanzos en otros. Retiramos y escurrimos cuando estén hechos (La quinoa tarda unos 15min. Los garbanzos un poco más.)
4. Picamos fino (en dados pequeños) la cebolla, el pepino (con piel) el pimiento y los tomates si son grandes (si son cherrys, podemos partirlos por la mitad)
5. Pelamos la zanahoria, y la rallamos.

*Para la salsa:
6. Pelamos el aguacate y lo cortamos en dados. Lo ponemos en un vaso de turmix de brazo, junto con el aceite, el agua, la albahaca, una pizca de sal, el zumo de limón y la pimienta. Procesamos hasta que quede cremosa. Si queda muy espesa, podemos rebajarla con un poco más de zumo de limón, agua o aceite, en función de como nos guste más la textura. Corregimos de sal y pimienta.
7. Mezclamos el picadillo de quinoa, garbanzos, tomates, pimientos, pepino y cebolla.
8. Servimos sobre una base de canónigos, ponemos la cantidad para una persona en el centro, Ponemos una cucharada de salsa en el centro y espolvoreamos zanahoria rallada por encima.

Nota: Aunque os parezca raro, a esta ensalada podríais ponerle perfectamente rábanos, o fresas, o cerezas… y quedaría genial igual.

Et voilà! Rápida, sencilla, con proteína completa, rica en Omega 3 y 6 (incluso, podríais añadirle unas nueces o anacardos) o unas semillas de sésamo o lino, y sobretodo muy apetecible con este calor del demonio que nos envuelve estos días.

Espero que la disfrutéis, y os dejaré la receta de la salsa en un post aparte, para que podáis acceder buscando por salsas.

Un abrazo y Bon apetit!

Fingers de queso cheddar vegan

fingers

En mi afan de que la comida no se eche a perder, tenía un bloque de queso cheddar vegan que caduca dentro de unos días, y aunque ya tengo pensadas un par de recetas más con él, no quería desaprovechar la oportunidad de hacer estas delicias que entran bien en cualquier momento.

Ingredientes:
– pan rallado con ajo y perejil
– aceite de girasol
– 80gr de harina de trigo
– 1/2 sobre de levadura
– 180ml de bebida de avena
– sal y pimienta
– cheddar vegano en bloques

1. cortar en tiras ni muy gruesas ni muy finas el queso vegano.
2. en un vaso de turmix ponemos la harina, la levadura, la sal y la pimienta. Mezclamos. Añadimos la bebida de avena y con la ayuda de una turmix vamos homogenizando. Debe quedar más espesa que la receta de aros de cebolla.
3. Calentamos el aceite en una sarten.
4. Mojamos las tiras de queso en la mezcla semiliquida, luego en pan rallado, luego en la mezcla semiliquida y de nuevo en el pan rallado. Lo compactamos con las manos para que no se deshaga. Freímos.

Et voilà! Ya habéis visto que es super fácil, yo he hecho 10 fingers… y me los he acabado todos.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo, bon apetit!

fingers2