Croquetas sin gluten (Más fácil de lo que os pensáis)

croquetasingluten

Si sois habituales en mi blog, os debe sonar la quiche de puerros y champiñones. De hecho, los que me seguís también en otras redes sociales, habréis visto que ha sido nuestra cena de navidad con amigos y familiares.

Pues bien, las croquetas sin gluten se hacen EXACTAMENTE IGUAL que el relleno de la quiche.

Con un par de cambios que os comentaré aquí.

Realmente podéis hacerlo del relleno que gustéis: podéis añadirle tofu, o ponerle otras verduras, e incluso otras especias.

La base es la siguiente: (remarcaré en negrita los cambios que hice para que fuese 100% sin gluten)

INGREDIENTES: 
– 300gr de champiñones
– 2 puerros
– 1 cebolla de verdeo grande (o cebolleta) (¡¡QUE NO OS QUITEN LA PARTE VERDE EN LA VERDULERIA, QUE TAMBIÉN SE USA!!)
– 1 zanahoria mediana-grande
– 1 calabacín mediano
– 1/2 pimiento rojo mediano
– 600ml de bebida de soja sin azúcar
– 1 cubito de concentrado de caldo de verduras sin gluten

– 6 cucharadas soperas rebosantes de maicena o harina fina de maíz
– aceite de oliva
– sal y pimienta
– perejil fresco
– romero (preferiblemente fresco, si no, podéis usar seco)
– 75-100ml de vino blanco.

PREPARACIÓN:

1. Cortamos en juliana el puerro y en dados la cebolla de verdeo (solo la cabeza) Pelamos la zanahoria y la rayamos. Rayamos el calabacín (con piel). Picamos fino el pimiento
2. Ponemos aceite en una olla mediana antiadherente, calentamos y sofreímos todo lo anterior.
3. Mientras, cortamos lo verde de la cebolleta, y lo reservamos
4. Lavamos y laminamos los champiñones. Reservamos
5. Cuando lo de la olla esté casi hecho, añadimos lo verde de la cebolla de verdeo. Sofreímos 5minutos más.
6. Añadimos los champiñones, el romero y el perejil bien picado, removemos bien y dejamos sofreír 5 minutos.
7. Añadimos el vino, el cubito de caldo de verduras y dejamos reducir.
8. Removemos y cocinamos los champiñones hasta que estén listos.
9. Salpimentamos.
10. Añadimos 400ml de bebida de soja sin azúcar y llevamos a hervor.
11. Mezclamos los 200ml de bebida de soja sin azúcar restante con las 6 cucharadas soperas rebosantes de maicena hasta que quede un liquido espeso similar a una nata. No deben quedar grumos.
12. Trituramos todo el contenido de la olla y una vez homogenizamos, añadiremos la mezcla de los 200ml de bebida de soja + almidón de maiz a la olla, y toca remover bien hasta que espese mucho.
13. Dejamos enfriar 24h en nevera.

REBOZADO:

– 2cdas soperas de harina fina de maíz, o almidón de maíz
– 2 cdas soperas de harina de garbanzos
– bebida de soja y sal
– pan rallado sin gluten (podéis encontrarlo en tiendas a granel, herboristerías, tiendas eco, sección eco y alimentación especial de grandes supermercados)

Preparación del rebozado y montaje:

1. Mezclamos la harina de garbanzo y la maicena y seguidamente añadimos la sal negra, la pimienta y por último la leche al gusto.
2. Necesitaremos una ensaladera llena de agua donde poder ir mojándonos las manos cada vez que queramos montar una croqueta.
3. Un plato con pan rallado sin gluten (que iremos cambiando ya que el pan del plato se irá apelmazando)
4. Finalmente: nos mojamos las manos en agua, y las escurrimos la una con la otra (no uséis trapos), coged un pedazo de masa y dadle forma de croqueta o de bola, pasadla primero por pan rallado, luego por la mezcla de harinas con leche vegetal y de nuevo por pan rallado, acabando de darle forma con la mano. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

COCINARLAS:
Yo recomiendo fervimientemente que sean fritas, sumergidas del todo (si no queréis gastar mucho aceite usad una sartén pequeña) en aceite MUY caliente. De lo contrario, se espachurrarán.

CONSERVACIÓN:
– En la nevera aguantan 24h una vez montadas (sin cocinar)
– En el congelador, 6 meses, bien aisladas (por ejemplo, en un tupper, en una bolsa con cierre hermético etc)
croquetsaingluten

Croquetas de setas y soja texturizada, ricas en proteínas y al estilo abuela.

croquetas-setas-sojafom
Aunque ya había hecha las croquetas con chicha, no acabaron de ser lo que esperaba. Buscaba algo similar a las croquetas de pollo o cocido, pero evidentemente vegano. ¿Por qué? Porque buscaba que fuese un plato nutritivo, y no simplemente un frito.

El resto de croquetas son bajitas en proteína, y añadiendo soja texturizada conseguía el efecto pollo, crueltyfree :D

Ingredientes para unas 30-40 croquetas:
– 1 bolsa de setas congeladas
– 1 puerro y 1/2 mediano
– 5 cdas soperas rebosantes de aceite de oliva virgen extra
– 1 cda sopera de orégano en hojas
– 1 cda sopera de perejil seco
– 1cubito de concentrado de caldo de verduras
– 1/2 vaso de vino blanco
– 200gr de soja texturizada fina
– 1/2 cdta setas en polvo
– 1 cdta ajo en polvo
– sal yodada
– pimienta molida

Ingredientes bechamel:
– 4 cdas soperas rebosantes de harina de trigo de fuerza
– 250ml leche de soja sin azúcar ni fructosa ni endulzantes
– 1cda sopera de aceite de coco de MyProteine
– cebolla en polvo
– un pelin de sal moscada
– sal yodada
– pimienta molida
– 1/2 cdta setas en polvo

Ingredientes rebozado:
– 2 cdas soperas de harina de garbanzo
– 2 cdas soperas almidón de maíz
– leche vegetal sin azucar al gusto
– pan rallado
– sal negra del himalaya
– pimienta

Preparación del relleno:

1. Picamos el puerro y lo salteamos en una olla hasta que se poche.
2. Añadimos las setas congeladas y salteamos hasta que se descongelen. Es importante que sea a fuego lento porque nos interesa que quede el agua que sueltan las setas en la olla.
3. Una vez descongeladas añadimos el cubito de caldo concentrado, las especias, el ajo en polvo, el polvo de setas, el vino blanco y dejamos cocinar unos minutos para que el alcohol se evapore.
4. Añadimos la soja texturizada y removemos bien para que se empape con el jugo que ha sobrado. Tienen que quedar hidratadas. Corregimos de sal y pimienta.
5. Con ayuda de nuestra blender o trituradora yo usé mi Optimum G2.1, trituramos 3/4 de la masa (escogiendo especialmente las setas grandes que no podrían formar parte de una croqueta)
6. Mezclamos con la masa restante.

Preparación de la bechamel:

1. Calentamos el aceite de coco a baja temperatura en una olla grande.
2. Cuando se haya derretido, añadiremos, la cebolla en polvo, un poco de nuez moscada, sal, pimienta y las setas en polvo, removemos bien y automáticamente añadimos la harina y removemos hasta que se haya tostado (no debe quedar harina cruda)
3. Es entonces cuando añadiremos la leche de soja sin azúcar (os recomiendo que sea de soja por su alto contenido en proteínas, cuajará más) y removeremos bien hasta formar la bechamel que tiene que que quedar bien espesa. Un truco es subir la temperatura en este proceso. No os preocupéis si os quedan grumos, podéis usar la minipimer luego para suavizarlo.

Mezcla el contenido de la bechamel y la masa y deja enfríar 24h en la nevera tapado con film o con una tapa de tupper.

Preparación del rebozado y montaje:

1. Mezclamos la harina de garbanzo y la maicena y seguidamente añadimos la sal negra, la pimienta y por último la leche al gusto.
2. Necesitaremos una ensaladera llena de agua donde poder ir mojándonos las manos cada vez que queramos montar una croqueta.
3. Un plato con pan rallado (que iremos cambiando ya que el pan del plato se irá apelmazando)
4. Finalmente: nos mojamos las manos en agua, y las escurrimos la una con la otra (no uséis trapos), coged un pedazo de masa y dadle forma de croqueta o de bola, pasadla primero por pan rallado, luego por la mezcla de harinas con leche vegetal y de nuevo por pan rallado, acabando de darle forma con la mano. Repetir el proceso hasta terminar la masa.

COCINARLAS:
Yo recomiendo fervimientemente que sean fritas, sumergidas del todo (si no queréis gastar mucho aceite usad una sartén pequeña) en aceite MUY caliente. De lo contrario, se espachurrarán.

CONSERVACIÓN:
– En la nevera aguantan 24h una vez montadas (sin cocinar)
– En el congelador, 6 meses, bien aisladas (por ejemplo, en un tupper, en una bolsa con cierre hermético etc)

croquetas-setas-abiertasfin

Cómo rebozar croquetas sin huevo ni sustitutivo del huevo (MUY FACIL)

Mini tutorial de cómo rebozar croquetas sin huevo ni sustitutivo del huevo:

Nos hará falta:
– relleno para croquetas frío (podéis escoger cualquiera del blog)
– pan rallado
– un bowl con leche vegetal (preferiblemente arroz o avena, sin edulcorar)
– os aconsejo tener una ensaladera con agua, para sumergir las manos y eliminar los restos de pan rallado una vez tengamos la croqueta hecha.

Los pasos a seguir son:
1. Nos humedecemos las manos con leche vegetal.
2. Cogemos un pedazo de masa y lo pasamos de mano a mano, dándole forma de croqueta
3. Esparcimos pan rallado por encima, y pasamos la croqueta de mano a mano hasta cubrir con pan.
4. Nos humedecemos una mano con leche vegetal y nos pasamos la croqueta de mano a mano hasta humedecerla entera
5. Repetimos el paso del pan rallado y ya la tenemos lista

Podemos congelarlas o podemos freírlas al momento en abundante aceite MUY caliente.

 

 

VIDEO INSTAGRAM

Croquetas de puerro y zanahoria

IMG_20140804_165203

Ya había hecho unas croquetas de cebolla y zanahoria, pero en lugar de con bechamel, las hice con base de puré de patatas.

Han estado unos amigos de almería en Barcelona estos días, y hoy, como despedida, me pidieron croquetas de puerros y zanahoria, y decidí hacerlas con bechamel.

Veréis que la receta se parece mucho a las otras recetas de croquetas, y es que las croquetas, ¡No tienen misterio, señores! Una vez sabes hacer la base, lo demás es inventar.

Ingredientes para 24 croquetas medianas-grandes
– 2 puerros grandes
– 2-3 zanahorias medianas-grandes
– aceite de oliva (para sofreír y para freír)
– 1 cubito de caldo de verduras concentrado ecológico (También podéis usar caldo de verduras en polvo, como el que tienen de Vegetalia)
– sal rosa del himalaya
– pimienta negra
– jengibre en polvo
– 5 cucharadas harina de trigo blanca
– pan rallado (cantidad necesaria para rebozar)
– 400ml leche de avena + cantidad necesaria para rebozar (Yo os recomiendo Yosoy, porque no edulcora sus leches, es una compañía que solo trabaja con productos vegetales, ecológicos, y la leche de avena en concreto, para cocinar platos salados, es genial. Tiene un sabor neutro que permite saborear el resto de ingredientes)

1. Picamos fino el puerro y lo ponemos en una olla mediana (o sartén antiadherente grande) con un poco de aceite de oliva y rehogamos unos minutos.
2. Mientras, pelamos y rallamos las zanahorias.
3. Cuando vemos que el puerro está volviéndose transparente, añadimos la zanahoria, y dejamos acabar de sofreír a fuego lento. Es importante que no se pegue ni se queme, así que debe haber suficiente aceite, pero sin pasarse (yo le pongo el suficiente para que cubra la base, pero que no llegue ni a medio dedo meñique)
4. Cuando ya tengamos el puerro y la zanahoria pochados (debe estar blandos) desmenuzamos el cubito de verduras hasta hacerlo polvo, y lo añadimos al sofrito junto con sal, pimienta al gusto y jengibre (yo le puse 1/2cdta) Removemos bien.
5. Añadimos la harina blanca de trigo y mezclamos bien hasta que toda la harina se dore (veréis que se empieza a formar una pasta)
6. Añadimos la leche de avena y no dejamos de remover, hasta obtener una masa de croquetas (tarda un poco en espesar, y parece que nunca va a llegar al punto en que quede consistente, pero creedme, llega a ese punto) Comprobamos que tal de sabor, si le falta sal o pimienta, y rectificamos.
7. Metemos el relleno en un tupper y dejamos enfriar a temperatura ambiente al menos 4 horas. (Podemos acelerar el proceso refrigerándolo)
8. Para rebozar, nos humedecemos las dos manos con leche de avena, y cogemos un pedazo de relleno del tamaño que consideremos adecuado (yo os aconsejo que no sean muy grandes) nos lo pasamos de una mano a otra hasta darle forma de croqueta. Entonces esparcimos pan rallado por encima y volvemos a pasar de una mano a otra. Nos volvemos a humedecer una mano con leche de avena y volvemos a pasarnos la croqueta de un lado a otra. Repetimos el paso del pan.
9. Para freírlas, el aceite tiene que estar MUY caliente, o se desmenuzaran o quedaran blandas. Si el aceite está muy caliente, quedarán crujientes por fuera y consistentes.

Et voilà! Ya veis que misterio, ninguno. Están buenísimas. No han quedado ni las migas!

Perdonad la calidad, pero en principio no iba a subir la receta. Dado el éxito, he preferido hacerlo y la calidad de las imágenes no es muy buena.

Espero que os haya gustado, y bon apetit!

NOggets (Nuggets veganos)

16700674_1375534215850812_1666128365513125617_o

La verdad, es que hoy tenía pensado hacer albóndigas con champiñones, como las que hacía mi madre, pero veganas, claro. Cuando estaba por hacer las albóndigas, he encontrado un sazonador de pollo asado (del mercadona) y recordé que ayer ví una receta de Nuggets veganos en Haztevegetariano

La receta que voy a enseñaros, no tiene nada que ver con la de Merchita pero os dejo el link a su receta y su blog porque tiene cosas increíbles!

Ingredientes para 20 Noggets medianos-grandes:

– 70gr soja texturizada finaIMG_20140719_133848

– 70gr avena en copos

– 2 o 3 cdtas sazonador pollos asados mercadona (si no lo tenéis, que no cunda el pánico, con romero, un poco de pimentón dulce, mejorana, ajo en polvo, pimienta, levadura de cerveza y cebolla deshidratada se hace. Podéis poder todo estos ingredientes cuando hacéis el caldo de verduras y quedará muy similar) 

– 300ml caldo de verduras hirviendo

– un pellizco de sal, sin pasarse.

– molinillo 4 pimientas

– pan rallado para rebozar

– aceite para freír

1. Ponemos a calentar el caldo de verduras.

2. Mezclamos la soja, la avena y el sazonador de pollo asad. Removemos bien

3. Hidratamos la mezcla anterior poco a poco con el caldo y mezclamos bien. Dejamos reposar 5min para que se enfríe.

4. Comprobamos como está de sabor: si le falta más sazonador, o sal… si está bien ¡Ya podemos empanarlos!

5. La mezcla es pegajosa, así que os aconsejo que os humedezcáis las manos con agua, cojáis un pellizco de masa y forméis el nugget con las yemas de los dedos, lo rebozamos con pan rallado y reservamos hasta tenerlos todos. Freír en aceite muy caliente.

Et voilà! La verdad es que son muy sencillos y super buenos. Los he hecho con avena y soja, en lugar de solo soja como hace Merchita, porque así tenemos un plato con todos los aminoacidos completos, y podemos acompañarlo de una ensalada ligera.

Se pueden congelar, hechos o crudos!

Espero que os haya gustado, y bon apetit!

Croquetas de Espinacas y Queso vegano

IMG_20140717_133056

 

Hace ya demasiado que no hacemos croquetas ¿No? Y como aún me quedaba algo de queso vegano de Divina Teresa (Muy poquito ya… no dejo de comerlo con todo lo que pillo!) pues ¿Qué tal darle uso con espinacas?

Ingredientes:

  • 300gr de espinacas congeladas
  • 150gr queso venus Divina teresa
  • 1 cebolla grande picada fina
  • 1 chorrito generoso de vino blanco (unos 50ml)
  • 1 cubito de caldo de verduras concentrado
  • 250ml leche avena
  • 200ml agua sobrante de espinacas
  • 7 cucharadas soperas rebosantes de harina de trigo blanca
  • 1 cdta jengibre molido
  • 1 1/2 cdta nuez moscada en polvo
  • sal rosa del himalaya
  • molinillo 4 pimientas
  • aceite de oliva virgen extra
  • pan rallado + leche de avena para rebozar + aceite para freír

 

  1. Primero de todo, ponemos a hervir las espianacas con poca agua embotellada, y la pastilla de caldo de verduras concentrado.
  2. Mientras, picamos fino la cebolla y la sofreímos hasta que esté hecha en una olla mediana, que nos permitirá luego añadir el resto de ingredientes y remover sin que se salga,
  3. Una vez las espinacas estén hervidas, colamos las espinacas, reservando 200ml del caldo sobrante. Por otro lado, trituramos o picamos las espinacas hasta hacerlas una pasta y les añadimos la nuez moscada, el jengibre y mezclamos bien.
  4. Cuando la cebolla esté casi lista, añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol, una vez evaporado, añadimos la pasta de espinacas y mezclamos bien a fuego medio, durante 5min sin dejar de remover.
  5. Añadimos la harina, y mezclamos bien hasta que la harina se dore o empiece a espesarse. Entonces añadimos el caldo sobrante y la leche de avena y seguimos mezclando y mezclando hasta espesar del todo. Sin nada liquido. Corregimos de sabor con la pimienta, la sal y añadimos el queso rallado y mezclamos bien. Comprobamos que esté bien de sabor y entonces toca dejar enfriar la masa. (Al menos 2-4h)
  6. Una vez esté fría, llega el momento de enguarrarnos las manos: nos humedecemos las manos, y cogemos un trozo de masa del tamaño un poco más grande que una nuez, le damos forma de croqueta, pasando de una mano a otra, y le esparcimos pan rallado por encima, hasta cubrirla, nos humedecemos las manos con leche de avena y nos pasamos la croqueta de un lado a otro hasta humedecerla, repetimos el paso del pan rallado. Así, hasta tener todas las croquetas hechas. Entonces, podemos congelarlas o freírlas en aceite MUY caliente! 

Et voilà! No os puedo decir lo espectaculares que han quedado de sabor, textura.. (y eso que a mi la cebolla me habia quedado un poco cruda, pero el toque semicrujiente le da un toque genial) He hecho 6 para las fotos y ya no queda ninguna!

Espero que os haya gustado y bon apetit!

 

Arancini (Doble receta: con y sin gluten)

ARANCINIS

Siempre me ha hecho gracia el nombre de este plato… “Arancini”. ¿Qué por qué me hace gracia? Pues porque me llamo Arantza, y de pequeña mi tío me llamaba Arancini.

Los Arancinis son bolas de arroz rellenas de algo (Puede ser tofu, verduras, legumbres…) rebozadas y fritas. Se suelen servir con salsa de tomate, o salsa siciliana. Pero como siempre, uno puede hacer lo que le de la gana con sus platos.

En mi caso, a estas alturas ya debéis conocerme: Siempre hago las recetas a mi gusto.

Originalmente se hacen con arroz blanco tipo bomba/sos y se rebozan con pan rallado. Yo, las he hecho con arroz integral y unas las he rebozado con harina de garbanzos para adaptar el plato a los celíacos :)

Ingredientes para 8 arancinis:
*Arroz:
– 180gr de arroz integral (o blanco, si lo preferís)
– 1 hoja de laurel
– sal
– aceite aromatizado de ajo, laurel y cayena

* Relleno (da para más de 8 arancinis)
– 3 cucharadas soperas de soja texturizada fina
– 1/4 pimiento verde
– 1 cebolla pequeña-mediana
– 1 diente de ajo
– un puñado de setas silvestres o champiñones
– 3 cucharadas soperas de tomate frito
– 2 cucharadas soperas de salsa de soja
– aceite de oliva
– ají molido
– comino molido
– sal
– molinillo de 4 pimientas

* Rebozado:
CON GLUTEN: Pan rallado ó harina de trigo
GLUTEN FREE: Harina de garbanzos-arroz o cualquiera sin gluten (La de garbanzos le da un toque genial)

1. Ponemos a hervir el arroz con un chorrito de aceite aromatizado, la hoja de laurel y la sal. Cuando esté hecho, colamos y dejamos enfríar.
2. Picamos muy fino el pimiento, el ajo, la cebolla y las setas/champiñones. (Tienen que ser pequeños para que quepan dentro de la bola)
3. Sofreímos con 3 cucharadas soperas de aceite, en una sartén hasta que pochen.
4. Una vez pochado, añadimos la soja texturizada y removemos durante 3 minutos.
5. Luego, añadimos la salsa de soja y removemos 3 minutos más.
6. Condimentamos con comino, sal, pimienta y ají molido. Removemos bien.
7. Por último añadimos el tomate frito y removemos bien. Comprobamos que la soja texturizada tenga una textura similar a la carne picada (No tiene que deshacerse pero tampoco estar dura) Reservamos hasta enfriar un poco.

arancinis relleno
8. Cogemos el bol de arroz ya frío, y le ponemos un par de cucharadas soperas de aceite aromatizado, sal, y mezclamos bien.
9. Colocamos un puñado sobre la mano hecha un cuenco. Aplastamos el dedo en el centro haciendo un hueco. Ponemos el relleno en el y cubrimos con más arroz. Entonces juntamos ambas manos en forma de cuenco, y compactamos dándo forma a la bola (La primera siempre os saldrá mal, tranquilos)

arancinis montaje
10. Una vez hechas las bolas, rebozamos con la harina o pan que más queramos. Freímos en aceite muy caliente.

arancinis pan
Arancinis con gluten
arancinis harinagarbanzos
Arancinis sin gluten

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Et voilà! Ya véis que son muy sencillitas de hacer, y quedas como una reina (o un rey) al ponerle esto a tus invitados.

Deciros que, el relleno, ha quedado buenísimo, y lo aconsejo para empanadillas, pasta fresca, o para “boloñesas” vegan :)

 

Espero que os gusten tanto como a mi, y ponedlas en práctica. Bon apetit!