“Cómo ser vegano” y “Dietista ética” (Arantza Muñoz) en otros medios y blogs

Para que vean ustedes, el “uso” que le doy yo a las cosas estas analíticas que tiene wordpress o incluso, aquellas páginas webs, dónde analizan que si SEO, o su tía la del pueblo.

estadisticas comoservegano (2)
Quién no actualiza o interactúa mucho, como yo, no tiene unas estadísticas para tirar cohetes

Sí, señores, no todos los que tenemos un blog, estamos todo el día obsesionados con ganar followers, visitas o dinero con él.

Algunos, simplemente, lo usamos para difundir información, opciones, compartir con otras personas cosas que nos pasan (y recibir feedback) etc.

Vamos, como lo que es, una red social más. Que entiendo que se puede sacar dinero de aquí, pero que como no es mi finalidad, pues hay cosas que no sabía.

Total, que me da por mirar, cosillas de wordpress, y veo que puedo mirar de dónde llegan las visitas (países, pero también, desde que otra web o página de búsquedas, incluso usando qué palabras en las búsquedas, vosotros, pillines, habéis acabado aquí)

Y me hace especial ilusión, porque en muchas de esas páginas, hay personas a las que admiro, compañeros, y otros, son medios que, no vamos a negar, tiene su “importancia” o reconocimiento.

(Éste apartado irá siendo actualizado tanto como pueda)

Así que, con un poquitín de orgullo, he decidido hacer ésta lista, dónde se nos nombra, y de paso, también le echáis un ojo a esas páginas o blogs, que ojo, su mérito tienen :)

Gastronomía vegana (Aquí, la señora Virginia, también a los fogones virtuales de creativegan.net, se ceba conmigo, y aparezco en muchos artículos, enlazando a mis recetas. Gracias amor Cremas de verduras, ensaladas de legumbres, snacks rápidos, cómo veganizar guisos, cómo cocinar garbanzos, recetas navidad vegana.

Nutrition is the new Black: la genialosa Venozolana, Víctoria Lozada, compañera de profesión, en su blog nombra las famosas burgers de lentejas

Directo al paladar: una conocidísima web de recetas y trucos culinarios, nombran las albóndigas de soja y avena que veganicé (receta original de mi santa madre)

El comidista: A una entrevista a Marta, de Midietavegana, le preguntan por recetas, y una de ellas es la crema de cacao con aguacate del blog!

En el Huffington post: en un recopilatorio navideño, hablan de los buñuelos de no-bacalao que confundirían al propio pescador!

Los X mejores no sé qué: (Éste inicio de artículo siempre me ha hecho gracia, porque te hace sentir guay, pero luego piensas “Ya, bueno, son los mejores para el que escribe, pero digo yo, que el que lee, tendrá su propia opinión al respecto” por lo que, los que estéis en esos “mejores no sé qué”, procurad no fliparos, que es la opinión de uno sólo xD)

Vitónica: reconozco que ésta mención, por LadyFitness Madrid, fue un notición que me costó asimilar, especialmente, porque salgo acompañada, por profesores, mentores, personas que me inspiran y motivan, compañeros de profesión en muchos casos, tales como: Aítor Sánchez de Midietacojea.com, Lucía Martínez de dimequecomes.com, ambos de centroaleris.com, powerexplosive, fitnessrevolucionario, fitnessreal, sergiopeinado.

Risotto de setas con arroz arborio y concentrado de shiitake casero

16681639_1387097868027780_3190239853999316292_n.jpg

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer un risotto, como se tiene que hacer: con arroz arborio. Un arroz que se caracteriza por quedar al dentro pero a la par, desprender parte de su almidones, lo que le da esa “melosidad” al risotto, sin necesidad de añadir natas y otros destrozos que hemos hecho (me incluyo) a este plato típico italiano.

He intentado respetar la receta original, pero, evidantemente, la he veganizado. Por lo que aparecerán ingredientes que no aparecen en la receta original.

Pero bueno, vamos al lío, que las críticas ya llegarán luego.

Ingredientes para 4-5 personas:

– 1 bolsa setas congeladas de 400-450gr (podéis usar frescas, pero mira, yo no me complico, compro, congelo y cuando me apetece, hago el risotto)
– 350gr de arroz arborio (no, no sirve otro arroz si quieres que te quede igual)
– 250gr de concentrado de shiitake casero (¡no te agobies! en esta receta te enseño a hacerlo, paciiiiieeeenciaaaaa)
– 1/2 vaso de vino blanco
– 2 cdas soperas de perejil seco (o usa fresco al gusto, no vaya a ser que se acabe el mundo si no tienes del seco)
– 1 cubito de caldo de verduras concentrado
– 1 cda sopera rebosante de margarina (sí, lo sé, es el mal, seguro que nos matará a todos, pero la receta original usa mantequilla, y mira, prefiero no matar animales para conseguirla)
– 1 o 2 cebollas dulces picadas muy finas (dependerá de su tamaño, si ves una gigante, con esa tienes suficiente, si son pequeñas, igual hasta te hacen falta 3, yo que sé, no nos vamos a morir por eso)
– 3 dientes de ajo hermosos (vamos, grandotes, si son pequeños, usa más)
– 3 cdas soperas rebosantes de levadura de cerveza (o nutricional, si tienes problemas con el gluten) y cuando digo rebosantes, digo like no tomorrow.
– 700ml de agua filtrada (yo uso filtrada con jarra típica, porque si no, da asco, pero puedes usar la que quieras)
OPCIONALES: Queso vegano parmesano y/o estilo feta.


Antes de empezar cosas que tenemos que saber:

– El risotto con arroz arborio no se hace como una paella, no se deja ahí todo puesto y cuando llegas como por arte de magía ya se ha hidratado todo el arroz. Tenemos que estar removiendo constantemente, y añadiendo el agua a demanda, no toda de golpe.

– El concentrado de shiitake se hace de la siguiente manera:

1. compras una Bolsa de shiitake deshidratado, y lo dejas toda la noche en agua caliente en un bol.
2. Al día siguiente pones todas esas setas con agua + un poco más de agua en una olla pequeña-mediana y ponemos a cocer hasta que se hayan reblandecido. Os aconsejo que tapéis la olla para que no se vaya mucha agua, si véis que se va quedando sin agua, añadid un poco más.
3. Cuando estén hechas, trituramos junto con el agua, hasta conseguir un puré que dejaremos enfriar.
4. Yo congelé la totalidad del puré en 5 bolsas y congelé, y uso una bolsa cada vez que hago un risotto.

Procedimiento: 

1. Sofreímos las cebollas, bien picadas, en la margarina a fuego medio-lento.

2. Cuando esté casi hecha, añadimos el ajo picado, y removemos mientras subimos un poco el fuego.

3. A los 5 minutos, añadimos el vino blanco, el cubito de caldo de verduras picadito, el perejil, y removeremos bien. Dejamos cocinar 3 minutos.

4. Añadimos las setas y salteamos hasta que se hayan descongelado. Veréis que queda un liquidillo, no pasa nada. Nos interesa, ese agua, es el líquido resultante de la descongelación de las setas, y nos dará saborcillo al risotto.

5. Una vez estén las setas, añadimos el arroz, añadimos el concentrado de shiitake, y removermos bien. Vamos añadiendo agua a demanda, sin dejar de remover.

6. Cuando el arroz esté casi hecho (lo notaremos porque se va espesando y si lo probamos, está al dente por dentro, y blandito/meloso por fuera) Añadimos la levadura de cerveza y/o queso vegano.

7. Corregimos de sal y pimienta. Y listo.

A nosotros en casa, nos mola mucho, y siempre hacemos de más, para comer al cabo de dos días,

Cómo ser blogger sin morir en el intento: cuando tus camaradas hacen de tu asqueo unas risas infinitas (Volumen 2)

¿Os acordáis de éste post en el que os explicaba que, mis camaradas, hicieron de uno de los miles momentos frustrantes cuando llevas un blog, de un momento de risas?

Si no es así, pincha aquí y ponte al día, y si ya sabes de que va, no te pierdas la 2ª entrega, porque sí, la cosa siguió.

PD: habéis adivinado ya quiénes eran los blogs escondidos tras los personajes disney?

050607080910

Huelga decir, que esto ocurre en TODOS los blogs y foros de internet. Y que nosotros, sólo estamos reflejando los de comida y dietética. Pero en los de deporte, en los de hacer manualidades, en los de física…

Hemos creado un mundo de “Maestros de todo aprendiz de nada” y de gente que en lugar de poner la misma frase en google (o en tu web de referencia sobre el tema) y ver los resultados (y si nos ponemos exquisitos, de comprar un libro!) prefiere preguntar (y no leer comentarios anteriores) a una persona, cómo si esa persona fuese a solucionar su vida.

Bastante tenemos con tirar de nuestra vida. ¿Os imagináis 38mil personas (en mi caso, en el de Lucía de http://www.dimequecomes.com más de 40mil, y en el Marta, de Midietavegana.com más 71mil!) preguntando constantemente lo mismo?

Cómo os contamos ayer, éste post tiene la finalidad de reírnos todos juntos, de aprender, de conocer la otra cara de la moneda, y empatizar.

Espero que os lo paséis tan bien como nosotros!

Magdalenas sin azúcares añadidos, y sin gluten (usando dátiles y mantequilla de cacahuete)

whatsapp-image-2017-01-15-at-21-39-50

Últimamente me siento un poco como el año 2000: versionando los mejores éxitos de otros años. Así que aquí me tenéis, después de versionar la quiche para convertirla en croquetas sin gluten, versiono las magdalenas sin azúcares para convertirlas en gluten free.

La era GlutenFree and remixVersion ha llegado a http://www.comoservegano.com 
(Ésto suele ocurrir cuando una no tiene muchas ideas porque su cabeza está metida en otras cosas importantes, y quiere mantener activa su faceta de activismo vegano. Cuando no puedes crear algo nuevo, mejora o añade un plus a algo viejo. Ésto es de primero de marketing, señores.) 

Ingredientes para 7 magdalenas grandes:
– 7 dátiles medjoul.
– 1 yogur de soja sin azúcar (por ejemplo, los de Alcampo marca blanca, los de Sojade).
2 cucharadas soperas de mantequilla de cacahuete smooth de Myprotein.
1 cda sopera rasa de aceite de coco crudo de MyProtein.
– 100-150ml de leche de soja sin azúcar (Por ejemplo “Soja ligera” de carrefour, Yosoy normal, o marca blanca Hacendado).
– 140gr del mix de harina sin gluten (ésta concretamente, podéis probar con harina de trigo sarraceno, pero como tiene un sabor peculiar, me aventuré primero con éste mix) La conseguí en ecocentre, en barcelona. Podéis buscarla on-line si no sois de aquí.
– 1 cucharadita de levadura en polvo estilo “Royal”.
– 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
7 botones de chocolate de MyProtein.

AVISO A LOS NAVEGANTES: Los botones de chocolate son chocolate puro, amargo, sin endulzantes, por lo que si el contraste de sabores no es lo vuestro, podéis obviarlo :)

PROCEDIMIENTO:

1. Lo primero de todo, es poner a calentar el horno, con calor arriba y abajo, y aire, a 180ºC.

2. En una batidora, con el accesorio picador, ponéis los dátiles deshuesados, con el yogur, la mantequilla de cacahuete, el aceite de coco y la leche de soja. Trituráis hasta que se forma una crema.

3. Vertemos el contenido en un bol/ensaladera, y añadimos la harina, el bicarbonato sódico y la levadura. Mezclamos bien hasta homogenizar.

4. Rellenamos los papeles de magdalenas, 3/4 y añadimos por encima los botones de chocolate troceados.

5. Horneamos de 15 a 20min o hasta que estén hechos.

whatsapp-image-2017-01-15-at-21-39-41

Salsa de yogur para ensaladas (Sencilla y rápida)

1111.jpg

 

Volvimos de Budapest ayer, y hoy ya echábamos de menos la salsa de yogur en todos lados.

Y aunque ya existe una receta de salsa de yogur, especial Kebab, en éste mismo blog, aquella receta lleva muchos ingredientes y he decidido hacer una mucho más sencilla, especial para ensaladas.

Queda genial combinada con daditos de tofu a la plancha, maíz, zanahoria rallada, ensalada estilo coleslaw (genial si además le añadís mostaza)

Aguanta bien en la nevera, de 3 a 7 días sin problemas y es muy barata.

Ingredientes:
– 3 yogures de soja sin azúcar ni endulzantes de 100gr cada uno (300gr en total). Yo usé la marca blanca de Alcampo (Auchan) pero Sojade también tiene.
– 2 dientes de ajo frescos pelados
– el zumo de medio limón
– 1/2 cdta de sal yodada
– pimienta al gusto
– perejil fresco picado al gusto (yo le puse bastante) y orégano seco
– 50ml de Aceite de oliva virgen extra

Otras variantes:
– añadir mostaza
– otras hierbas como estragón, romero…
– curry
– pepino o pepinillos

Preparación:

1. Disponemos el aceite, el ajo, el zumo de limón, el perejil, el orégano, sal y pimienta en la batidora y procesamos.

2. Añadimos el yogur y batimos bien mezclando.

3. Disponemos en un recipiente limpio y hermético en la nevera hasta su uso.

Queda genial incluso en pizzas, sandwiches o soja texturizada/seitán.

Pancakes sin azúcar 

wp-image-1816412899jpg.jpg

Muchos de mis pacientes me piden recetas distintas para el día a día. Intento ser creativa y buscar el equilibrio entre lo saludable, lo apetecible y lo práctico.

Alguno y alguna que otro me ha pedido una receta de pancakes (Tortitas americanas).
Y he optado por hacer la receta sin azúcar ni endulzante de ningún tipo porque se suelen comer con toppings.
¿Qué mejor topping que una compota de manzana? ¿ Un plátano maduro a rodajas? ¿Hacer un falso sirope triturando un puñado de frutas rojas y ponerlo por encima?
Y por supuesto: poner una onza de chocolate negro al 85% entre pancake y pancake para que vaya fundiendo.

Me parece que es una alternativa más saludable al método tradicional.

Ingredientes para 8 pancakes medianos (ración para 2 o 3personas)

– 1 vaso de harina (yo usé de fuerza pero podíamos usar integral o de avena integral)
– 1 vaso del mismo tamaño de leche de soja fortificada con calcio sin azúcar (yosoy)
– 1cdta tipo postre de esencia de vainilla líquida.
– 1cdta tipo café de bicarbonato sódico.
– 1cdta tipo postre de impulsor químico.

Procedimiento:

1. Mezclar en un vaso de turmix todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea densa.

2. Calentamos una sartén antidherente con unas gotas de aceite de oliva virgen extra  y añadimos una cucharada sopera rebosante de masa. Cuando empiecen a salir burbujas de la masa, con cuidado y ayuda de una espátula, la pasamos por debajo y damos la vuelta. Dejamos cocinar unos segundos más y podemos retirar. Repetimos el proceso hasta finalizar la masa.

Una vez hechas podríamos esperar a que se enfriáran , envolverlas en papel film y congelarlas si nos sobran para otro día. Sacar del congelador 1h antes y pasar por la sartén unos segundos para volverlas tostadas de nuevo o usar tostadora habitual.

Al no tener azúcar podría usarse también para toppings salados como mantequilla de cacahuete o tahín o bocadillos de vegadelfia y pepino en rodajas ;)

Tortilla vegana expréss

20160710_072508

La base es casi igual que algunas de las que ya tenemos en éste mismo blog, pero he cambiado formas de cocción y medidas para que sea rápida y necesitemos el mínimo de utensilios posibles.

En ésta ocasión la hice de patata cebolla y calabacín aprovechando que están tan bien de precio ahora que es temporada.

Quisiera recalcar que, a diferencia de la tortilla de patatas con huevo, que sí es rica en proteínas, la tortilla de patatas vegana es baja en proteínas, por lo que no debería comerse como un sustituto.

Es rica en hidratos de carbono, por lo que podríamos hacer un plato combinado con una ensalada de frutos secos y tofu a la plancha, para tener un plato nutricionalmente completo (a nivel de macronutrientes)

Ingredientes para una tortilla de 2-3 personas:
– 1 patata mediana
– 1/4 de calabacin mediano
– 1 cebolla pequeña-mediana
– 1 cda sopera rasa de almidón de maiz (tipo maicena)
– 1 cda sopera rasa de harina de garbanzo
– sal y pimienta
– 1 o 2 cdas soperas de aceite de oliva virgen extra
– agua a demanda (menos de 1 vaso tipo nocilla)
opcional: perejil (me encanta) cúrcuma (le da ese color amarillo, no os paséis que se come todo el sabor) sal negra del himalaya (le da olor a tortilla)

Preparación:
1. Pelamos la patata y la cortamos en laminas de medias lunas. Lavamos el calabacin y hacemos lo mismo (yo no lo pelo) Picamos la cebolla en juliana

2. Disponemos todas las verduras en un tupper apto para microondas añadimos menos de 1cda sopera de aceite de oliva, sal y pimienta, y disponemos a potencia Media-Alta durante 10min. Al salir, cuidado que el vapor puede quemaros, pero las patatas y la cebolla así como el calabacín ya estarán hechos.

3. Mientras se cocinan las verduras, mezclamos el almidón, la harina de garbanzo y añadimos primero 100ml de agua y mezclamos. luego añadimos un poco más hasta que obtengamos un líquido espeso. Añadimos sal pimienta y si queremos perejil, cúrcuma y sal negra del himalaya. (no os paséis con ésta última)

4. Mezclamos las verduras cocidas con el líquido resultante hasta que esté todo homogéneo.

5. Colocamos la mitad del aceite restante en la sartén antiadherente pequeña (para que os salga de un tamaño y grosor aceptables) y cuando esté bien caliente añadimos la mezcla. dejamos unos segundos que se pre-cocine y bajamos el fuego al medio.

6. Con ayuda de una espátula de silicona vamos despegando los lados para que a la hora de dar la vuelta la tortilla sea más sencillo. Cuando veamos que casi toda la tortilla está cuajada, es hora de coger un plato llano más grande que la sartén y darle la vuelta.

7. Colocamos el aceite restante y de nuevo la tortilla y dejamos cocinar unos minutos más, siendo en los últimos minutos en los que podemos subir un poco más el fuego para que se dore bien.

Et voilà!