Coca de forner

wp-image-1792899797jpg.jpg

Cuando era pequeña me encantaba esta receta. Luego descubrí que era vegana!
Es muy fácil de hacer. Lleva pocos ingredientes y tiene un ligero sabor anisado que me recuerda a las tortas de anís y aceite de oliva.

Cómo siempre os digo: la repostería, por muy casera que sea, es para ocasiones especiales. No la hagáis porqué si y luego os paséis la semana comiéndola por miedo a que se eche a perder. Podéis congelarla o compartirla.

Ingredientes para una coca mediana:

– 250gr de harina de fuerza (yo use mitad fuerza mitad integral)
– 150ml de agua tibia
– 5gr de sal
– 10gr de levadura fresca (se venden en muchos supermercados en la zona de refrigerados)
– aceite de oliva virgen extra
– azúcar (yo usé moreno)
– anís dulce
Procedimiento:

1. Mezclamos la harina con la levadura desmenuzada y la sal.

2. Añadimos el agua tibia y mezclamos hasta conseguir una masa.

3. Amasamos dentro del recipiente hasta homogenizar al máximo.

4. Pasamos la masa a una superficie limpia y lista que previamente habremos enharinado y amasamos durante 10min. Finalmente hacemos una pelota y la colocamos en el recipiente que hemos usado, tapándola con un paño de algodón. Y dejamos que doble su tamaño. (en verano es más rápido)

5. Una vez haya doblado su tamaño, volvemos a amasar 5 0 10 minutos y finalmente le damos forma de coca (alargada y muy plana) y colocamos sobre la bandeja de horno. Tapamos y dejamos levar de nuevo.

6. Mientras vamos preparando un pincel de silicona, aceite de oliva y mezclamos anis con azúcar.

7. Cuando la masa haya subido, podéis pintar la superficie con aceite de oliva y seguidamenre con abundante anis con azúcar. Pasaos con el anis si os gusta porque el alcohol se evaporará y quedará todo su sabor.

8. Horneamos unos 15-20min a 250ºC hasta que vemos que la masa se dora.

Et voilà! Mirad que maravilla.

wp-image-1517095608jpg.jpg

Arepas rellenas

qrepas.jpg

Hace un mes fuimos a cenar a un sitio de arepas aquí en Barcelona, y quedé enamorada de éste sencillo plato que puedes rellenar de lo que quieras.

Consiste en hacer una masa con una harina pre-cocida de maíz y, originalmente hay quien la hace con agua o con leche. Yo usé leche de soja para aportar más proteína y con ello, algo más de consistencia. INSISTO ANTES DE QUE LE DE UN PATATUS A ALGUIEN: esta es MI forma de hacerlo. Cada uno que barra como quiera en su casa.

Cada uno puede rellenarlo como le convenga, pero en casa optamos por un poco de soja texturizada gruesa macerada, aguacate, tomate y un poco de queso vegano. En éste caso el queso vegano fue comprado, porque fue un poco improvisado, pero creo que la vegadelfia le quedaría FETÉN

Ingredientes para 8 arepas:
– 400gr de harina de maiz pre-cocida (Yo usé ésta)
– 550ml de leche de soja sin azúcar ni endulzantes (yo usé yosoy) TIBIA
– 2 cdas soperas de aceite de oliva + cantidad necesaria para tostar
– sal y pimienta al gusto
– un poco de agua

Para el relleno: 

– 80gr de soja texturizada gruesa en crudo
– sazonador para pollo asado del mercadona
– aceite
– 1 cubito de caldo de verduras
– agua
– verduras y queso vegano al gusto

Procedimiento relleno:
1. Ponemos a hervir 1/2 L de agua con el cubito de caldo de verduras y un poco de sazonador. Cuando rompa a hervir añadimos la soja texturizada y dejamos cocer 8min.

2. Colamos la soja y calentamos aceite en una sartén para dorar la soja con más sazonador. Una vez hecho reservamos.

Procedimiento masa arepa:

1. Disponemos la harina de maíz en una ensaladera grande y añadimos un poco de sal, aceite, pimienta y la leche de soja tibia poco a poco mezclando y formando una masa. Una vez homogenizada la dejamos reposar unos minutos.

2. Nos humedecemos las manos y vamos cogiendo pedazos de masa, dándole forma de bola y aplastamos redondeando los bordes para que no se quiebre. Si veis que la masa está demasiado dura, podéis añadir un poco de agua y mezclar de nuevo, siempre en pequeñas cantidades.

3. En una sartén antiadherente añadimos un poco de aceite y vamos dorando las arepas a fuego medio durante 4 minutos por cada lado o hasta que queden crujientes y doradas.

arepas 2.jpg

Montar arepas:

Cuando la arepa se temple un poco, podemos cortar por la mitad sin llegar al final (como un pan de pita) y rellenar de lo que nos guste.

Et voilà! Que delicia y qué fácil de hacer.

Lasaña boloñesa con brócoli y calabacín

FotorCreated

Hace mucho tiempo que Jan tiene ganas de lasaña. Hace casi 1 año que no hacía una. Y hoy me levanté con ganas de hacerle un poquito más feliz.

Los que seguís el blog sabréis que Jan odia la cebolla y el pimiento, así que me las veo y deseo para hacer platos gustosos sin ellos (que son, sin duda, mis vegetales favoritos, junto con el tomate, el brócoli y los espárragos)

La verdad es que finalmente ha quedado deliciosa.

Sobre el gratinado de queso vegano, la verdad, lo hice por él, desde que soy vegana, me he acostumbrado a comer sin bechamel ni quesos, pero claro, el es Ovo-lacto-vegetariano fuera de casa y vegano en casa (ha dado el paso en menos de 1 año) y quería mimarle con algo lo más parecido posible. Si quisiera añadir, sobre los quesos veganos, que los uséis con moderación, para consumo ocasional, y os lo explica fetén en éste articulo Lucía Martínez Argüelles. No servirá para gratinar, pero si tenéis mono de quesos podéis probar a hacer ésta vegandelfia muy sencilla y rica.

Usé una soja texturizada algo más gruesa que la fina, parecida a esta, pero la compré a granel en casa perris. (En el instagram tenéis una foto de mi lista de la compra allí, para que veáis los precios)

Y el relleno, finalmente lo improvisé:

Ingredientes para 2 personas:

– 6 placas de lasaña pre-cocidas (sin huevo ni lácteos etc)
– 1/2 brócoli
– 1/4 de calabacín
– 2 dientes de ajo medianos
– 300ml de tomate natural rallado
– 4 cdas aceite de oliva virgen extra
– 40-50gr de soja texturizada mediana
– finas hierbas
– 1/4 de vaso vino blanco
– sal y pimienta
– 1/2 pastilla de caldo de verduras
– un poco de agua
– un poco de pimentón dulce
– opcional: sazonador para pollo asado (es vegano)

Para la bechamel:

– 1 cda sopera de margarina 100% vegetal o aceite de oliva virgen extra
– 1 cdta de postre de cebolla en polvo (o podemos picar 1/4 de cebolla MUY fina y sofreír a fuego muy lento con el aceite)
– sal y pimienta
– 1cda sopera de harina de fuerza
– leche de arroz (o cualquier leche vegetal sin azúcar) en cantidad necesaria (en función de cómo de líquida o espesa te guste la bechamel)
NOTA: hay quién le pone nuez moscada, pero no tenía, y tampoco me entusiasma.

Procedimiento:

1. Picamos muy fino el brócoli y salteamos con un par de cucharadas de aceite a fuego muy lento, tapándo la sartén para que se cocine con su propio vapor.

2. Pasados unos minutos podemos incorporar el calabacín picado (yo no lo pelé) y saltear otro rato. Volvemos a tapar.

3. Pasados unos minutos añadimos los ajos picados, salteamos sin tapar y añadimos el vino. Removemos bien y tapamos de nuevo. Dejamos cocinar unos minutos.

4. Cuando el brócoli esté hecho, añadimos la pastilla de caldo, el tomate triturado, un poco de agua, removemos bien, y añadimos las especias al gusto. Dejamos cocinar 2-3 minutos y añadimos la soja texturizada.

5. Removemos mientras se cocina a fuego lento hasta que la soja esté hecha, pero crujiente (no muy blanda). Corregimos de sabor y dejamos reposar.

Procedimiento para la bechamel:

1. Añadimos el aceite o la margarina a la sartén y dejamos que se desrrita o se caliente.

2. Una vez deshecha o caliente, añadimos la cebolla en polvo, sal, pimienta, y removemos.

3. Añadimos la harina, y removemos hasta deshacer.

4. Vertemos poco a poco leche vegetal formando la bechamel a nuestro gusto.

Montaje y horneado:

1. Colocamos sobre un molde para lasañas un poco de tomate triturado y aceite y pincelamos la base con el. Colocamos 2 placas y relleno encima. Repetimos el proceso hasta acabar con el relleno. La última capa deben ser placas.

2. Vertemos sobre las placas de arriba la bechamel hasta cubrir todo. Si quisiéramos usar quesos veganos, sería en este punto.

3. Cubrimos el molde de lasaña por la parte superior con papel de aluminio y horneamos a 200ºC  30 minutos.

4. Cuando queden 5 minutos para terminar de hornear, podemos quitar el papel de aluminio y gratinar.

Guiso de garbanzos

IMG_20140922_174654

Hoy ha llovido, y como consecuencia, han empezado a bajar las temperaturas ¡Y que siga así! Y claro, como ha empezado a refrescar, el cuerpo ya empieza a pedir guisos, y sopas, y todas esas cosas calentitas que me encantan a mi. (Yo ceno sopa de octubre a Mayo, cada día, salvo que cene fuera de casa, jajaja)

Hace unos meses compré chana dal, garbanzos pelados y partidos. Pensaba que eran lentejas y resulta que no. Lo cual no cambia nada, porque el resultado del guiso ha estado exquisito.

Podéis dejarlos en remojo unas horas antes si queréis acelerar el proceso, pero yo los he hecho sin ponerlos en remojo, y se han hecho en 1h y 10min más o menos. No me parece exagerado, tratándose de un guiso, pero si alguien quisiese acelerarlo, ya sabe: dejarlos en remojo 8h y seguramente se hagan en 40min.

Ingredientes para 4-5 personas:
– 250gr de chana dal
– 1 zanahoria mediana
– 2 cebollas frescas pequeñas-medianas con el verdeo
– 2 dientes de ajo
– 1/4 de pimiento rojo
– 1 pimiento verde pequeño
– 2 tomates de pera maduros
– 1/2 boniato
– 6 cucharadas aceite de oliva
– 1’5L de agua embotellada o filtrada
– 1 cda sopera De Harissa Soudani en polvo
– 1 cdta comino en polvo
– 2 hojas de laurel
– 1 cdta pimentón de la vera
– 1 chorrito de vino blanco
– sal rosa del himalaya
– pimienta al gusto (Harissa ya suele picar)

1. Picamos muy fino la cebolla, el ajo, los pimientos. Pelamos el boniato y la zanahoria y cortamos en pequeños dados.
2. Calenamos en una olla las 6 cucharadas de aceite de oliva y sofreímos todos los ingredientes juntos hasta que la cebolla se ponga transparente. Entonces, añadimos el vino blanco (unos 50ml), removemos bien y añadimos el comino, las hojas de laurel,  el Harissa y el pimentón, removemos bien para que no se quemen las especias o nos amargaran el guiso.
3. Añadimos el tomate cortado en cubos y los garbanzos, removemos bien 2 o 3 minutos y cubrimos con 750ml de agua. Tapamos y dejamos cocer 25min, revisando de vez en cuando que no se pegue nada.
4. A los 30min, añadimos 500ml de agua, removemos bien, y dejamos cocinar otros 25min.
5. Comprobamos como están los garbanzos, si empieza a estar espeso y los garbanzos ya no están duros (seguramente ocurra si los habéis dejado en remojo) ya podéis rectificar de sal y pimienta y retirar del fuego. Lo más probable es que necesiten un poco más de agua y de cocción (como me ha pasado a mi) así que dejamos cocinar 15minutos más y comprobamos. Rectificamos de sal.

Et voilà! Gracias al pimentón y el comino, parece que lleve chorizo, pero obviamente, no lo lleva :) Un guiso de los de toda la vida, pero 100% vegetal. Además, si en casa tenéis abuelitos, a los que les cuesta masticar o deglutir, es una buena opción ya que al venir partidos y pelados, en seguida se hacen pastosos, lo cual agradecen (¡No les pongáis picante, que suele sentarles mal a la gente mayor!)

Espero que os haya gustado, y bon apetit!

Albóndigas en salsa de champiñones

IMG_20140911_122211 (1)

Hoy, día de Catalunya, quería hacer una receta muy típica en mi casa. Hasta ahora, se hacía con albóndigas de origen animal, pero ¿Para que estoy yo si no es para veganizar esos platos típicos que nos han marcado la vida?

Debo decir que hasta yo me he sorprendido con la textura de las albóndigas, no esperaba que me quedasen tan jugosas y melosas,  me atrevo a decir que, otra vez, he superado a mi propia madre cocinando. (Si, si, lo sé, soy un poco vanidosa en esto, pero cuando consigo recrear un plato que, originalmente era 100% sufrimiento animal, me tengo que poner yo medallas porque mi madre ya se encarga de decir que “no es lo mismo”)

Ingredientes para 3-4 personas:
– 75gr soja texturizada fina
– 75gr avena en copos suaves
– 200gr champiñones frescos
– 1 cebolleta fresca
– 1 diente de ajo
– 2 cucharadas soperas de harina de trigo blanca + cantidad necesaria para rebozar
– 300ml caldo de verduras
– 2 cdtas azúcar blanco
– 75ml vino blanco
– agua embotellada
– 1 cdta comino en polvo
– 1 cdta ajo en polvo
– 1 pellizco jengibre en polvo
– sal rosa del himalaya
– molinillo 4 pimientas
– 2 ctas perejil seco
– aceite de oliva

1. Picamos fino el ajo y la cebolla incluida la parte verde. Ponemos aceite en una sartén grande y antiadherente, y sofreímos a fuego medio hasta que se ponga transparente.
2. Mientras, calentamos el caldo de verduras.
3. En un bowl suficientemente grande, ponemos la avena, la soja, y le añadimos el ajo, el comino, el jengibre y mezclamos. Cuando el caldo rompa a hervor, añadimos unos 200ml de caldo a la avena y la soja. Mezclamos bien. Tiene que quedarnos una pasta blandita pero moldeable, si vemos que necesitamos más caldo, añadid poco a poco. Si vemos que nos hemos pasado, añadimos un poco más de soja texturizada. Corregimos de sabor con la sal y la pimienta y reservamos.
4. La cebolla ya debe estar transparente, así que lavamos los champiñones, los laminamos y los añadimos a la sartén con la cebolla, y dejamos que se doren unos minutos más.
5. Salpimentamos la cebolla y champiñones, y añadimos 1 cda sopera de harina blanca. Mezclamos bien.
6. Añadimos el vino blanco, lo que nos queda de caldo de verdura, y seguimos mezclando. Debe quedarnos una salsa no demasiado espesa pero tampoco líquida. Si dudamos, es mejor que tire para líquida. Dejamos cocinar 5min para que el alcohol del vino se evapore.
7. Comprobamos el sabor de la salsa, es muy probable que esté algo ácida, por el vino, así que añadimos las 2 cdtas de azúcar. Debería estar bien de sabor. Podéis corregir a vuestro gusto en sal y pimienta. Si ha quedado espesa, podemos ponerle un poco de agua embotellada, poco a poco, para no aguarla demasiado. Cuando la salsa esté en su punto, la retiramos de fuego.
8. Añadimos 1 cda sopera de harina a la mezcla de avena y soja, mezclamos bien y podemos empezar a formar las albóndigas cogiendo trozos, redondeándolos y rebozándolos por harina. Freírlos en aceite muy caliente. Servimos 5 albóndigas y ponemos la salsa por encima.

IMG_20140911_121836
Et voilà! Os recomiendo tener pan cerca, porque esa salsa está hecha para mojar pan! Espero que os guste a todos, y feliz día de Catalunya! Bon apetit!

Relleno para empanadillas súper nutritivo y colorido

IMG_20140904_160844

 

Mañana me voy el fin de semana de acampada a Fancon con Pussietoys y vamos a tener poco tiempo para cocinar (cuando digo poco digo nulo, y pocos recursos) Así que para el primer día, voy a llevar empanadillas.

Como probablemente el primer día sólo comamos eso, quería que fuesen lo más completas posibles, así que he cogido de todo lo que tenía por casa. Complementaremos estas empanadillas con fruta fresca. ¡veremos como sobrevivimos el sábado y domingo!

Ingredientes para 12 empanadillas o 1 empanada grande:
– 1/2 puerro
– 1/2 calabacín
– 1 cebolleta mediana
– 1 diente de ajo
– 1 pimiento verde mediano
– 1/2 pimiento rojo mediano
– 200-250ml salsa de tomate casera
– 1 puñado de guisantes congelados
– 100gr de maiz en conserva
– 1 chorrito de vino blanco
– 1 chorrito de salsa de soja/teriyaki
– 6-8 cucharadas soperas de soja texturizada fina de “El granero integral” 
– aceite de oliva virgen extra
– sal rosa del himalaya
– 4 pimientas molidas
– pimentón de la vera al gusto
– hojaldre/masa empanada-empanadillas

1. Picamos fino la cebolla, el ajo, el puerro, los pimientos, el calabacín y salteamos todo con aceite de oliva en una sartén antiadherente hasta casi pochar.
2. Añadimos los guisantes, el chorrito de vino blanco, y dejamos acabar de cocinar y evaporar el alcohol del vino.
3. Añadimos la salsa de soja, removemos bien, y añadimos la salsa de tomate o tomate frito, removemos bien.
4. Salpimentamos, añadimos el pimentón de la vera, removemos bien y por ultimo añadimos la soja texturizada fina. Removemos bien.
5. Corregimos de sabor y dejamos enfriar. Ya estará lista para rellenar empanadas y hornear.

Et voilà! Tiene mucho sabor, mucho color… mmm qué ganas de comerlas. Bon apetit!

 

IMG_20140904_161134

Rollitos de primavera frescos, rellenos de arroz especiado y hummus.

IMG_20140901_150234

Pues bueno, ¿quién lo iba a decir? ¡Ya está aquí septiembre! Y claro, después de un verano de excesos y de horarios descontrolados, toca ponernos al día.

Os adelanto que, pese a todo esto de cosas sanas y saludables, hago un taller de “Cocina festiva-aperitiva” el próximo dia 13 de septiembre de 10 a 13 en Miquetes: tot a granel 

Ingredientes para 7-8 rollitos:
– Tantos papeles de arroz como rollitos (7-8 unidades)
– 4 Hojas grandes de lechuga iceberg (O la que más os guste)
– Un puñado de hojas de espinacas frescas
– 1 tomate mediano
– 1 zanahoria grande
– 1/2 pepino mediano
– 6 cucharadas soperas de arroz especiado (Receta aquí, le añadí semillas se comino, de lino y de sésamo al hervor)
– 4 Cucharadas soperas de hummus (Receta aquí o el que más os guste)
Opcional: 1/2 aguacate

1. Cortamos en juliana la lechuga, espinaca y el pepino, sin pelar, pelamos y rallamos la zanahoria, cortamos en gajos finos el tomate, y ponemos todos los ingredientes en un bowl lo suficientemente grande para que no se salga nada. Mezclamos bien.
2. Llenamos una ensaladera con agua fría, cogemos un papel de arroz, lo metemos dentro, sin soltarlo y dejamos que se ablande un poco (no demasiado) hasta que veamos que podremos doblarlo sin problemas, pero que no se nos desintegrará en las manos. (medio minuto aprox)
3. Lo ponemos estirado sobre una superfície limpia y lisa, y ponemos relleno en el lado izquierdo, sin que se salga ni por el lado ni por arriba/abajo. Doblamos para adentro la parte de arriba y abajo, y enrollamos hacia el lado derecho hasta cerrar. Repetimos hasta finalizar relleno.

Et voilà! Sencillisimos de hacer y muy buenos. Yo no les he puesto sal porque cuando herví el arroz ya le puse, y cuando hice el hummus, ya le puse. 

IMG_20140901_142420

Yo no lo he intentado, pero este papel, es el que se usa para luego freír y conseguir unos rollitos de primavera. Si os atrevéis con el experimento, avisadme! Yo me quedo con esta versión más fresquita.

Espero que os haya gustado y bon apetit!