Pâté ahumado de aceitunas negras con anacardos

pate-final

Empezamos el año con inspiración, y eso, siempre es buena señal.

Llevo tiempo con la cabeza llena de cosas, importantes, y no queda casi, lugar para la creatividad en la cocina.

Debo confesaros que, mis comidas se están volviendo rutinarias, cosa que detesto. En sí, mi vida actualmente tiene una rutina, completamente necesaria para llegar a todos los retos que me puse para este 2016-2017. Pero, cada vez tengo más ganas de que sea Junio, pase la selectividad, y pueda tener un poco más de calma.

Ah! Qué no os lo había contado? Muchos ya sabéis que soy Dietista, lo que significa que tengo un Ciclo Formativo de Grado superior (antigua FP2) de Técnico en dietética.

Decidí ir un paso más allá, y a mis 27 años, además de empezar cursos privados de ICNS, también decidí hacerme autónoma, para poder así, organizar mis horarios y prepararme (asisto a clases) para la selectividad, (ya que, después del plan bolonya, a algunas carreras la nota, sólo con el ciclo formativo, no me daba) y finalmente graduarme como Dietista-Nutricionista. Luchando mucho por llegar a dónde quiero.

Y aquí estoy, contándoos mi vida en lugar de una receta. Mal empezamos.

¡Vamos al lío!

Ingredientes:
– 150gr de aceitunas negras deshuesadas escurridas
– 1 chorrito de Aceite de Oliva Virgen extra (AOVE)
– 1 puñado de anacardos (yo usé tostados y fritos porque, lamentablemente no me quedaban crudos en casa)
– 1 cdta de hojas de orégano
– 1 diente de ajo pelado
– unas gotas de esencia de humo líquida.

Procedimiento:
Es bien sencillo: simplemente, introduce todos los ingredientes en tu batidora o blender, yo usé mi Optimum G2.1, y tritura hasta formar un pâte. Sirve con tostadas, o dentro de endivias con tomate cherry picado.

Salsa de yogur para ensaladas (Sencilla y rápida)

1111.jpg

 

Volvimos de Budapest ayer, y hoy ya echábamos de menos la salsa de yogur en todos lados.

Y aunque ya existe una receta de salsa de yogur, especial Kebab, en éste mismo blog, aquella receta lleva muchos ingredientes y he decidido hacer una mucho más sencilla, especial para ensaladas.

Queda genial combinada con daditos de tofu a la plancha, maíz, zanahoria rallada, ensalada estilo coleslaw (genial si además le añadís mostaza)

Aguanta bien en la nevera, de 3 a 7 días sin problemas y es muy barata.

Ingredientes:
– 3 yogures de soja sin azúcar ni endulzantes de 100gr cada uno (300gr en total). Yo usé la marca blanca de Alcampo (Auchan) pero Sojade también tiene.
– 2 dientes de ajo frescos pelados
– el zumo de medio limón
– 1/2 cdta de sal yodada
– pimienta al gusto
– perejil fresco picado al gusto (yo le puse bastante) y orégano seco
– 50ml de Aceite de oliva virgen extra

Otras variantes:
– añadir mostaza
– otras hierbas como estragón, romero…
– curry
– pepino o pepinillos

Preparación:

1. Disponemos el aceite, el ajo, el zumo de limón, el perejil, el orégano, sal y pimienta en la batidora y procesamos.

2. Añadimos el yogur y batimos bien mezclando.

3. Disponemos en un recipiente limpio y hermético en la nevera hasta su uso.

Queda genial incluso en pizzas, sandwiches o soja texturizada/seitán.

Magdalenas veganas sin azúcar (ni estevia, ni siropes…)

IMG_20161127_105044.jpg

 

En primer lugar, quisiera agradecer al equipo de MyProtein España que se tomó la molestia de enviarme un lote de productos suyos para que pudiese probarlos.

Los que me seguís en otras redes sociales, como Instagram, estaréis al día de mis madrugones a las 6 de la mañana para ir entre 4 y 7 días a la semana al gimnasio.

¿El motivo? No, no es estético. Los que hayáis leído mi historia (en ésta misma página, el apartado “¿Quién hay detrás de Como Ser vegano?” sabréis que sufrí obesidad. Actualmente, soy dietista, y sigo formándome en mi campo por mejorar, como profesional y persona.

Es por ello que tras cursos de reciclaje con ICNS, me di cuenta de todo lo que podía hacer, y aún no estaba haciendo por mejorar mi salud.

A veces pensamos que, con salir a caminar 3 días a la semana es suficiente. Y no tiene porqué ser así. Depende de cada caso, pero a grandes rasgos, se recomienda combinar ejercicio aeróbico (como bailar, caminar, correr) con anaeróbico (cómo prensas, pesas, etc)

Supongo que, un poco por todo esto, que se vio reflejado en mis redes sociales, MyProtein se puso en contacto conmigo (Soy fiel seguidora de su VeganBlend sabor neutro, sin endulzantes, y me lo “tuneo” a mi gusto).

Aclarar que, salvo el paquete desinteresado que me enviaron, MyProtein no me ha pagado nada por éste post, pero, cuando una empresa tiene buenos productos, a buenos precios y se porta bien contigo desinteresadamente, me parece interesante comentarlo con quienes me leen. Se trata de fomentar lo bueno, no sólo de criticar lo malo, que abunda mucho, en internet.

El mismo paquete fue enviado a más compañeros bloggers, entre ellos a Lucía Martínez Argüelles, del blog “Dime qué comes” que, junto con Aitor Sánchez, del blog “Mi dieta cojea”, hicieron uno de sus divertidos a la par que críticos Unboxings. El mejor hasta el momento :D

Podéis verlo AQUÍ.

Y yendo a lo que íbamos, con parte de los productos que me enviaron pude hacer ésta deliciosa receta.

Ingredientes para 7 magdalenas grandes:
– 6-7 dátiles medjoul.
– 1 yogur de soja sin azúcar (por ejemplo, los de Alcampo marca blanca, los de Sojade).
2 cucharadas soperas de mantequilla de cacahuete smooth de Myprotein.
1 cda sopera rasa de aceite de coco crudo de MyProtein.
– 100-150ml de leche de soja sin azúcar (Por ejemplo “Soja ligera” de carrefour, Yosoy normal, o marca blanca Hacendado).
– 100gr de harina de fuerza.
– 1 cucharadita de levadura en polvo estilo “Royal”.
– 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
7 botones de chocolate de MyProtein.

AVISO A LOS NAVEGANTES: Los botones de chocolate son chocolate puro, amargo, sin endulzantes, por lo que si el contraste de sabores no es lo vuestro, podéis obviarlo :)

PROCEDIMIENTO:

1. Lo primero de todo, es poner a calentar el horno, con calor arriba y abajo, y aire, a 180ºC.

2. En una batidora, con el accesorio picador, ponéis los dátiles deshuesados, con el yogur, la mantequilla de cacahuete, el aceite de coco y la leche de soja. Trituráis hasta que se forma una crema.

3. Vertemos el contenido en un bol/ensaladera, y añadimos la harina, el bicarbonato sódico y la levadura. Mezclamos bien hasta homogenizar.

4. Rellenamos los papeles de magdalenas, 3/4 y añadimos por encima los botones de chocolate troceados.

5. Horneamos de 15 a 20min o hasta que estén hechos.

Garbanzos con verduras al curry con leche de coco

IMG_20161122_132511.jpg

En casa no solemos usar demasiado el coco por varios motivos: poca sostenibilidad a nivel ambiental (es un producto con mucha huella ecológica, tiene que viajar muchos Km) como por su sabor (no soy muy fan del sabor de coco puro)

Pero de vez en cuando usamos leche de coco (2 o 3 veces al año) y va genial cuando quieres darle un toque exótico a un plato.

Ingredientes para 3-4 personas:
– 1 paquete de espinacas congeladas
– 1/2 calabacín
– 1 cebolla mediana
– 2 zanahorias medianas
– 150gr de tofu ahumado
– 1 bote de garbazos cocidos (400gr)
– aceite de oliva virgen extra
– sal y pimienta
– 4 cdtas de curry en polvo
– 1/2 lata de leche de coco

1. Hervimos las espinacas congeladas y las dejamos escurrir mucho rato. Cuando estén frías podemos usar las manos para acabar de eliminar todo el agua que quede.

2. Salteamos la cebolla bien picada hasta que esté pochada, y añadimos despues el calabacín y la zanahoria picada. Salteamos hasta que estén hechos.

3. Añadimos el tofu ahumado picado a daditos, y el curry, salteamos 3 minutos, añadimos las espinacas, la leche de coco, sal y pimienta y removemos bien para que se homogenice el sabor.

4. Por último, escurrimos y lavamos los garbanzos y los añadimos al plato.

Listo!

Coliflor asada con ajo-perejil

coliflor.jpg

Si me llegan a decir, hace 7 años, que compraría, cocinaría y comería voluntariamente, disfrutando incluso, coliflor, hubiese llamado al manicomio más cercano para acusar a quién fuese, de locura.

Aunque, también es cierto, que si le llegan a decir a mi madre, que sería vegana, que mi comida favorita serían los espárragos, las setas/champiñones, el brócoli y las espinacas, yo creo que directamente, se muere del ataque de risa.

Y aquí estamos, a mis 27 años, riéndonos por whatsapp, de las vueltas que da la vida.

Y es que al final, las decisiones que tomamos (y sobretodo, las que no tomamos) condicionan nuestra vida.

Decidí probarlo todo. El NO ya lo tengo. Y si sospecho que no me va a gustar al natural, pues vamos a darle toques que sepamos que nos gustan.

DETESTO la verdura hervida. Así, acuosa, sin gracia.

Así que siempre cocino al horno o a la plancha. Si me apuras, al micro.

Sí, incluso la coliflor o el brócoli. Le añado un poco de aceite, salteo, y luego añado algo de agua (muy poca), tapo, y dejo cocinar 5minutos. (Es, prácticamente, como hacerlo al vapor)

Me gustan las cosas crujientes :D

Esperaba que ésta coliflor quedase más crujiente, pero aún así, quedó riquísima, como guarnición o entrante.

Ingredientes:
– 1 coliflor grande limpia, y cortada en trozos del tamaño de entre una castaña y un ciruela
– 1 cda sopera de margarina eco derretida
– 1 cda sopera de aceite de oliva virgen extra
– perejil fresco picado al gusto
– ajo en polvo
– sal y pimienta

Procedimiento:

1. Precalentamos el horno a 240ºC.

2. Disponemos sobre la bandeja de horno, papel de hornear, y encima, la coliflor cortada.

3. Mezclamos la margarina + AOVE + Perejil + ajo al gusto

4. Con ayuda de un pincel de cocina, pincelamos todos los trozos de coliflor. Sal-pimentamos y horneamos 20-25min.

5. Podemos pasarlas por la sartén al acabar para que queden algo más crujiente (no necesitarán más aceite)

Crema de zanahoria y cebolla con leche de coco

20160822_214809.jpg

La verdad es que ésta receta la comimos en Agosto. Bien fresquita, hasta de postre entraba bien.

Al fin y al cabo, tanto la zanahoria, como la cebolla, como la leche de coco pueden usarse en un primero, en un segundo y en un postre.

Se puede comer fría, del tiempo o caliente. Y mejora mucho con hierbas aromáticas picadas por encima (cebollino, perejil, albahaca)

Ingredientes para 6 raciones:
– 6 zanahorias generosas
– 2 cebollas dulces
– agua
– 1/2 vaso leche de coco cremosa
– 1/2 vaso leche de soja sin azúcar
– sal y pimienta

Preparación:

1. Pelamos las zanahorias y las cortamos en 5 o 6 trozos.

2. Pelamos la cebolla y la cortamos en cuartos.

3. Ponemos la zanahoria y la cebolla en una olla mediana y movemos bien para encajar en el fondo toda la verdura. Cubrimos con agua filtrada y ponemos a hervir, con la olla tapada, durante 20-25min o hasta que esté hecha. Si vemos que se evapora mucho el agua, id rellenando, poco a poco. No interesa que quede muy acuosa.

4. Con ayuda de una procesadora ( yo usé mi Optium G2.1) lo procesé todo junto con las leches vegetales, sal y pimienta y quedó en apenmas unos segundos, súper fina y deliciosa.

La verdad es que la Optimum G2.1 es una maravilla.

Contactaron conmigo hace unos meses para hacerme embajadora de la marca, pero como he tenido el blog inactivo por vacaciones no os he podido hablar de ella.

El falafel se hace en apenas unos segundos. Viene con una bolsa para hacer tus propias leches vegetales. Las cremas, purés y salsa se hacen en apenas segundos y quedan siempre finísimas.

Y se limpia sola! Echas agua, un poco de jabón o zumo de limón para eliminar grasas, vuelves a colocarla tapada y dejas que la potencia de la turbina limpie sola. Pasas un poco de agua y un trapo y listo.

Enamorada me hallo!

Salsa de tomate 🍅 casera

Sí, es una receta básica, pero mucha gente (especialmente pacientes) me la piden.
Yo personalmente, le pongo cebolla dulce o puerro, y un poquito de pimiento rojo. Podéis obviar cualquiera de los dos, pero le dan cuerpo y sabor a la salsa.

Ingredientes para 800ml de salsa:

– 1 cebolla dulce grande

– 500gr de tomates de pera maduros con o sin piel (al gusto)

– 1 pimiento rojo pequeño

– 3 dientes de ajo grandes

– 6 cdas soperas de aceite de oliva virgen extra

– 2 cdas soperas de perejil seco o un puñado grande picado de perejil fresco

– 1/2 vaso de vino blanco

– sal y pimienta al gusto

– 1cda sopera de panela, azúcar moreno etc (para corregir la acidez)

– 1 o 2 cdas soperas de pimentón dulce (no ahumado ni picante) ya que aportará ese color rojo intenso.

Procedimiento:

1. Yo usé el pimiento asado que hice la noche anterior al microondas para acelerar el proceso de cocción, pero si no, podéis empezar picando la cebolla y el pimiento, calentar en una sartén antiadherente el aceite y sofreír a fuego lento tapando la sartén, para que se cueza y sofría a la vez. Lo dejaremos unos 7-10min removiendo de vez en cuando.

2. Cuando ya esté casi hecho (veréis que la cebolla se pone transparente y el pimiento está más palido, más naranja) añadiremos el ajo picado. Taparemos y dejaremos otros 5min más sofriendo.

3. Añadimos entonces el tomate triturado, el vino blanco, el pimentón, mezclamos bien y dejamos cocinar tapado a fuego lento 10min,removiendo de vez en cuando.

4. Ya debe estar casi listo (el tomate es algo más espeso y ha cambiado de color). Pasamos el contenido de la sartén o de la olla a un vaso de turmix y trituramos con el perejil, azúcar, sal y pimienta.

Comprobamos de sabor y rectificamos si es necesario.

Y ya tenemos nuestra salsa lista. Podéis congelarla, o bien envasarla en un tarro de cristal previamente esterilizado (sumergirlo en agua hirviendo al menos 5 minutos, previamente lavado con jabón) y después de rellenarlo, cerrarlo herméticamente al vacío mediante baño María. De este modo, tendréis tarros a temperatura ambiente, de salsa casera.

Espero que os guste 😛